Xi Jinping, probablemente el mejor líder que tenemos en estos momentos en el mundo. Pedro Nueno

Xi Jinping, probablemente el mejor líder que tenemos en estos momentos en el mundo. Pedro Nueno

Priorizando
El presidente de China, Xi Jinping, ha creado la marca Belt and Road, lo que empezó como “La Nueva Ruta de la Seda”. Pero además ha dejado claro que lo que empezó como una salida de China como inversor, solo o en sociedad, hacia el Oeste del país, el Este de Europa y, por supuesto, también Europa, ahora se extiende a Latinoamérica, pero, sobre todo, a África. El proyecto Belt and Road lleva invertidos miles de millones de dólares, pero Xi Jinping sigue firmando acuerdos con países de la “ruta” para que las empresas chinas que tengan buenos proyectos los puedan sacar adelante en esos países.

Destacan las inversiones en África, donde China está invirtiendo en el desarrollo de infraestructuras (carreteras, autopistas, ferrocarriles, puertos), en minería, en el sector inmobiliario, en temas de consumo, incluso en el sector financiero.

Yo creo que el proyecto no ha hecho más que empezar. Pasó con las empresas japoneses que salieron en masa a los mercados que había entonces, Europa y Estados Unidos, en los años setenta y ochenta, las empresas americanas que lo hicieron en los sesenta y setenta o las empresas europeas que lo hicieron en los ochenta y noventa. Pensemos, por ejemplo, en la salida de las empresas españolas a Latinoamérica, todas a una. Pero muchas de estas empresas que fueron a Latinoamérica salieron fortalecidas y unos años más tarde ese fortalecimiento las ayudó a extenderse por Europa y Estados Unidos. Tenemos buenos ejemplos en banca. Hay empresas chinas pioneras que ya tienen posiciones relevantes en el mundo, como es el caso de Huawei, Lenovo (que adquirió IBM) o Geely (que adquirió Volvo). A veces los políticos internacionales ven este movimiento de China como algo peligroso y, como ha sido el caso de Huawei en Estados Unidos, les dificultan el despliegue en su país.

Xi Jinping quiere más y mejores puestos de trabajo y puede que sea el mejor líder del mundo; deberíamos aprender de él.

Si profundizamos un poco en el tema vemos que este despliegue ha sido bueno para los países en los que han aterrizado empresas chinas. Huawei ha creado más de mil puestos de trabajo directos en su filial en España. Geely compró Volvo a Ford, que estaba camino de la quiebra, ayudándole con los 1.500 millones de dólares que le pagó, pero hoy Volvo emplea a 38.000 personas en el mundo, está terminando una planta en Estados Unidos y casi toda su producción viene de Suecia y Bélgica, países en los que tiene fábricas. Además, la empresa china ha mantenido al equipo directivo que tenía Volvo y a la mayoría de proveedores.

La salida de las empresas chinas al mundo se acelerará en los próximos años y es algo que hemos de seguir porque nos ofrecerá muchas oportunidades. Hay muchas empresas que no tienen futuro, se han quedado pequeñas, no tienen dinero para crecer, no están al nivel tecnológico adecuado, pero pueden ser un buen punto de aterrizaje para empresas chinas que decidan venir a Europa o África. El despliegue internacional crea trabajos en los destinos pero también los crea en la central de la empresa (en gestión, en finanzas, en I+D, etcétera). En China se abrirán también más oportunidades para profesionales de calidad conocedores de Europa, Estados Unidos, África, Latinoamérica. Es algo que ya está pasando.

Xi Jinping quiere más y mejores puestos de trabajo, un futuro más sólido para las empresas chinas, posibilidad de tener mejores condiciones sociales (educación, sanidad). Quiere, sobre todo, paz.

Es probablemente el mejor líder que tenemos en estos momentos en el mundo. Deberíamos aprender de él, priorizar lo prioritario, desarrollar una detallada estrategia económica, dejar de jugar a la política, evitar riesgos como salir de la Unión Europea, pensar en nuestros hijos y dejarles el mejor futuro posible.

Pedro Nueno
Es Ingeniero industrial y profesor de Administración y Dirección de Empresas.
Publicado en: La Vanguardia

  Categories:
ver mas artículos

Noticias recientes

Los poderosos y el síndrome de “hubris”. Facundo Manes

Síndrome de “hubris”: ganar poder y éxito, perder empatía y capacidad de autocrítica. Al ganar influencia sobre los demás, algunos pierden el respeto por las normas sociales más básicas. Y

Leer más

Futból en positivo. Joan Josep Pallás

Tabárez y Mbappé, el viejo y el niño. La sociedad desprecia a los viejos. Se hacen invisibles después de los 65 años. Vivimos en la época de Facebook, Twitter, Amazon

Leer más

Barcelona es la vida. Marius Carol

La ciudad como castillo. Barcelona debería ser el castillo para defender esa capital moderna, vanguardista y cosmopolita del exceso de emociones, bandazos y aventuras que de tanto en cuanto alteran

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Todavíano hay comentarios

Puedes ser el primero en comenzar una conversación.

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.