América Latina camina hacia la alfabetización absoluta

América Latina camina hacia la alfabetización absoluta

El 8 de septiembre se celebró El Día Internacional de la Alfabetización en reconocimiento a este derecho fundamental en las personas. Esta capacitación es considerada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como un componente clave para lograr con éxito los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la Agenda 2030.

No cabe duda, a razón de las estadísticas, de los importantes avances en materia educativa y tasa de alfabetización que a nivel global se ubica en un 86%, subiendo a los 91 % entre los jóvenes, de acuerdo a los últimos datos de la Unesco de 2016.

Sin embargo los desequilibrios territoriales propician, a su vez, ciertas desigualdades en esta materia, puesto que algunas regiones ya han conseguido un 100 % de alfabetización entre su población, mientras que otros aún están algunos puntos por debajo de este máximo deseable.

De momento sólo hay 5 estados con el 100%, tal es el caso de Ciudad de Vaticano, Corea del Norte, Luxemburgo, Liechtenstein y Noruega, según datos de la Unesco de 2018.

En este punto América Latina es una de las regiones con mayores avances en la mejora de este indicador, si bien todavía constan más de 32 millones de personas analfabetas que viven en América Latina y el Caribe. Una cifra que representa el 4% de la población analfabeta del mundo.

En comparación con el resto de regiones América Latina ocupa la cuarta posición con las tasas más altas de alfabetización por detrás de Asia central, Europa y América del Norte y el Este y Sudeste Asiático.

A nivel de porcentajes esta región ha logrado el 94 %, y en jóvenes como es la tónica habitual más alto, del 98 %. Entre los países más avanzados en esta capacitación se encuentran Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica y Ecuador con un 98 %, caso contrario de El Salvador (88%) y Honduras (89%) algo más lejos. Pero la que todavía tiene más camino por recorrer es Haití con una tasa de alfabetización del 72%,  muy perjudicada por los desastres naturales en los últimos años.

Y aunque el nivel de paridad de género es bueno a nivel de educación, las mujeres siguen estando un punto por detrás de los hombres. La mujer indígena y afrodescendiente que vive en zonas rurales es la más vulnerable.

Lo más positivo es el nivel de evolución en los 26 últimos años según consta en el informe, desde 1990 a 2016, que ha pasado de una tasa de alfabetización del 85 al 94 %.

Para conseguirlo se ha implantado en todo el territorio latinoamericano varios problemas atendiendo las necesidades fundamentales, tal es el caso de la educación liberadora del pedagogo Paulo Freire o el programa Yo Sí Puedo para la alfabetización de adultos, entre otros.

Cristina Grao Escorihuela

Redacción

ver mas artículos

Noticias recientes

La ciencia de la felicidad

Una vez cubiertas las necesidades básicas, es decir los factores de subsistencia (salud, alimentación, etc.), protección (sistemas de seguridad y prevención, vivienda, etc.), afecto (familia, amistades, privacidad…); el ser humano

Leer más

Diseños urbanísticos que nos hacen ser más felices

Cada vez existe una mayor conciencia sobre aquellos factores que contribuyen en nuestra calidad de vida y bienestar. También el diseño de comunidades o barrios puede favorecer determinados estilos de

Leer más

El Black Pride honra la identidad de las personas de color del colectivo LGTBI

Por primera vez te espero en la ciudad de Nueva York en agosto. Como un joven adulto negro, queer, me siento libre de tener acceso a mi comunidad, sin restricciones

Leer más
Escribe uncomentario

0 Comentarios

Todavíano hay comentarios

Puedes ser el primero en comenzar una conversación.

Añadir un comentario

Tus datos estarán seguros Tu email no será publicado. Además, no se compartirán los datos con terceras personas.
Todos los campos son obligatorios.