Jueves 23 de Noviembre del 2017
Google+ Pinterest

Canadá, nuevo líder en educación


Siempre que se habla de educación aparece en la conversación el ejemplo de Finlandia como referencia y país de la mejor educación del mundo. Junto al país escandinavo, Corea del Sur y Singapur son potencias que ocupan los primeros puestos de los ránquines educativos especialmente los de la OCDE (La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico).

Las pruebas de la OCDE consisten en un estudio de varios factores de la educación que se emplean para la evaluación del rendimiento educativo de los estudiantes y son publicados cada tres años en los informes PISA.

En su estudio más reciente ha destacada Canadá como la nueva potencia educativa a nivel mundial, posicionándose junto a los tres países veteranos y dando mucho de qué hablar como ejemplo educativo.

Cada país tiene un sistema educativo diferente, sin embargo y a pesar de sus diferencias, tanto el país europeo como el asiático y el norteamericano son los líderes de la educación. Por ejemplo, mientras Finlandia destaca por su corto horario escolar, ningún tipo de deberes para casa, prácticas laborales obligatorias, participación y curiosidad como puntuación y todo tipo de ayudas, entre muchos otros factores, Corea del Sur apuesta por más de 10 horas de clases al día, muchos deberes y memorización como aprendizaje.

Ambos sistemas educativos son diferentes, pero, al mismo tiempo, son dos de las superpotencias educativas a nivel mundial, cuyos jóvenes más y mejor educados están y contribuyen a su vez a la economía del país.

Pero ahora parece que Canadá se lleva toda la atención y se convierte en la superpotencia educativa con el mayor número de jóvenes educados, además de posicionarse entre los 10 países con notas más altas en matemáticas, ciencias y lectura.

El sistema educativo de Canadá tiene sus propias normas y peculiaridades que han logrado destacar con los mejores resultados, pero el motivo y el secreto de su éxito es la equidad entre todos sus ciudadanos.

Canadá tiene una elevada tasa de inmigración, más de un tercio de jóvenes adultos canadienses son procedentes de otros países. Las familias que llegan a Canadá disponen de facilidades entregadas por parte de los canadienses para integrarse rápidamente en su cultura logrando así no desentonar en la escuela y continuar con su educación al mismo nivel que sus compañeros.

Las diferencias culturales en Canadá no son ningún inconveniente para la educación tal y como muestra el último informe de PISA. Todos los escolares se encuentran al mismo nivel, no importa de dónde hayan llegado.

Según John Jerrim, profesor del Instituto de Educación de College University de Londres afirma que, al contrario que en algunos países, los migrantes que llegan a Canadá de destinos como China o India no suponen ninguna amenaza ni competitividad sino todo lo contrario, representan una gran parte de su éxito. Además, los extranjeros que llegan a Canadá lo hacen buscando el éxito personal y finalmente terminan inculcándoselo a sus propios hijos motivándoles en su educación.

También es muy curioso que, a diferencia del resto de países que destacan por su educación, Canadá no tiene un sistema educativo nacional, sino que cada provincia tiene sus propias normas siendo autónomas. La OCDE detectó que la acción del gobierno canadiense en la educación es muy limitada. Aun así y sea el método que sea, Canadá acoge y educa todos sus ciudadanos por igual sin distinguir entre nacionalidades.

Como curiosidad y para quien no se haya percatado aún de que Canadá es la nueva referencia educativa, los premios Global Teacher Prize nombraban a la canadiense Maggie Macdonnell como mejor maestra del mundo.

Aiste Bereckyte 
Redacción

Leer más:
La mejor profesora del mundo de 2017
Una educación se toma en serio la creatividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *