Jueves 27 de Julio del 2017
Google+ Pinterest

Japón tiene la tasa de homicidios más baja del mundo


La cultura japonesa es una de las más populares del mundo y ya se caracteriza tanto por la modernidad y tecnología como por sus tranquilas costumbres. Quizá sus rituales del té, su alimentación y su forma de vida sean factores que influyen en la baja tasa de homicidios, pero los 260.000 policías uniformados, conocidos como ‘’omawari-san’’ se toman muy en serio su trabajo y el bienestar de la población.

Según la Organización de las naciones Unidas, Japón es uno de los países más seguros y con menos homicidios del mundo, junto a Mónaco, Liechtenstein y Singapur.

Curiosamente, la tasa de homicidios ha ido reduciéndose en las últimas décadas hasta llegar a los 0,3 asesinatos por cada 100.000 habitantes. Una tasa tan baja que ni siquiera llega al 1, en comparación con España que es de un 0,63 y Estados Unidos 13 veces más alta.

Que en el año 2015 únicamente fuera asesinada una persona por arma de fuego en Japón, es un gran ejemplo a seguir y una referencia mundial. Ahora que la tasa de homicidios es tan baja, la policía japonesa ha comenzado a dar más importancia a pequeños asuntos que suelen pasar casi desapercibidos en otros países con mayores tasas de homicidio.

Según cuenta en la británica revista Kanako Takamaya de la Universidad de Tokio, los policías japoneses se preocupan por asuntos como multar a ciclistas que pasen el semáforo en rojo, dibujar bigotes de estilo hitleriano en los carteles urbanos del primer ministro Shinzo Abe o investigar pequeños robos como el de una mujer que denunció la desaparición de unas zapatillas que había colgado en su tendedero.

Aunque hasta el mínimo delito de este tipo para muchos sea casi insignificante, poco a poco forma parte de una cultura y un comportamiento social que se esfuerza en comportarse de manera correcta.

Un estudio de las Naciones Unidas, ha encontrado las respuestas y claves de la envidiable seguridad de Japón:

  1. Sociedad estable

La tasa de homicidios está asociada con la sociedad estable de Japón, con bajo índice de desigualdad y alto nivel de desarrollo.

  1. Baja posesión de armas

Al contrario que en Estados Unidos, solo 1 de cada 175 hogares japoneses tiene un arma en casa ya que ni siquiera la caza forma parte de sus tradiciones.

  1. Sistema Judiciario eficaz

El sistema judicial japonés no deja ni un asunto sin resolver y la mayoría de las denuncias de sus ciudadanos son resueltas.

  1. Rechazo de la violencia 

Tras la Segunda Guerra Mundial, Japón decidió alejarse de los conflictos bélicos y evitar la violencia. Desde 1945 claramente las muertes por homicidio se han ido reduciendo sin aumento. 

  1. Cultura comunal japonesa: honor y honestidad

La cultura nipona ni siquiera ve bien visto el hecho de enfadarse y lo considera como algo que únicamente hacen los niños. La mentalidad japonesa, así como su cultura es muy diferente a la occidental, aunque sí que dan una gran importancia a la honestidad y al honor, quizá reflejado en su sistema judicial.

  1. No a las drogas

Su envidiado y variado estilo alimenticio es completamente contradictorio a la ingesta de drogas.

Los japoneses son además los ciudadanos más longevos del mundo y ello se debe sobre todo a sus tradiciones saludables de alimentación, poco alcohol y rechazo de las drogas.

En la actualidad, la sociedad japonesa ve los homicidios como algo fuera de lo normal, algo más que convierte a esta cultura en única y admirada por el resto del mundo.

Aiste Bereckyte
Redacción

Leer más:
Los países más saludables del mundo en 2017

El declive de la violencia en el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *