Miercoles 28 de Junio del 2017
Google+ Pinterest

Chuck Feeney, el multimillonario que ha regalado toda su fortuna


Que una de las personas más ricas del mundo done dinero a la beneficencia no es algo que ocurra muy a menudo, y que done toda su riqueza por causas benéficas como en el caso de Chuck Feeney, ocurre aún menos.

El señor Feeney es un filántropo y multimillonario irlandés-estadounidense conocido por crear la primera tienda Duty Free en 1960 (Dutty Free Shoppers) y por sus viajes solidarios alrededor del mundo. Nació en la década de 1930 en Nueva Jersey, en una familia humilde de inmigrantes irlandeses y obtuvo su primer trabajo con tan solo 10 años, vendiendo tarjetas de navidad. Unos años más tarde se alistó en el ejército y fue enviado a la guerra de Corea donde maduró como persona y vivió momentos históricos y nada fáciles. A su vuelta de la guerra decidió estudiar y se graduó en administración hostelera en la Universidad de Cornell de nueva York y junto a su socio fundó el negocio que le convirtió en multimillonario.

A sus 85 años de edad, este filántropo ya ha donado toda su fortuna y ha sido nombrado el número 1 de la lista de los 10 filántropos más generosos del mundo en la revista Forbes.

Ahora es cuando probablemente todos nos preguntemos el por qué y la respuesta es muy sencilla: ’’la satisfacción de que estás logrando algo que es útil para las personas’’ afirma el propio Feeney.

Con la total suma de US$8.000 millones  de dólares en donaciones, muchos lo conocen también como el ‘’James Bond de la filantropía’’.

Siempre ha sido un empresario solidario y ha realizado donaciones, la mayoría en secreto, porque considera que es algo que no necesita muchas explicaciones y por ello, desde su retirada de los negocios, ha donado poco a poco toda su riqueza a diversas misiones solidarias.

En 1982 Feeney fundó anónimamente Athlantic Philanthropies, una entidad humanitaria con el propósito de promover la igualdad y la dignidad ayudando a los más necesitados. Entre algunas de sus donaciones ha logrado ayudar a enfermos de VIH en Sudáfrica, permitiéndoles recibir tratamiento antirretroviral, a la reforma del sistema sanitario de Vietnam o a diversas misiones de Paz como en Irlanda del norte en los años 90.

Desde hace ya bastantes años, Feeney ha considerado tener demasiado dinero y un día decidió optar por la austeridad como forma de vida. Ha llamado la atención de los medios por llevar un reloj que tan solo cuesta 15 dólares, mientras gracias a su fortuna podría permitirse lucir uno de 15.000$; o por comer simples hamburguesas en lugar de reservar en los mejores restaurantes de la ciudad. Actualmente es un hombre feliz que no necesita ninguna fortuna ni se preocupa en absoluto, vive junto a su esposa en un apartamento alquilado en San Francisco y se desplaza en transporte público. El único dinero que conserva es el justo y necesario para cubrir los gastos de vida del modelo un ciudadano normal, sin lujos y sin miseria, aunque uno de sus deseos, según afirmaba para la BBC, era morir sin dinero.

Chuck Feeney es un claro ejemplo inspirador para la humanidad que posiblemente haya inspirado y se haya relacionado con algunos multimillonarios más como Warren Buffet o Bill Gates y su esposa Melinda por sus labores humanitarias.

Aiste Bereckyte
Redacción

Leer más:
Otros 11 millonarios se unen a Warren Buffet y Bill Gates en su obra filantrópica. 

1 comentario

  1. EDITH Responder

    Hola …quissierq.saber mas….de esta..persona.taan humanitaria.y.buena quee.pocos.son.los.ue.quedan…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *