Martes 28 de Marzo del 2017
Google+ Pinterest

Tecnologías contra el desperdicio de alimentos


El desperdicio de alimentos es un problema mundial que ocurre diariamente tanto en nuestros hogares, medical debido a la compra excesiva o a la mala gestión de los productos, treat como en los supermercados y restaurantes, remedy y desde su producción hasta los excesos en las despensas.

Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) afirma que tan solo recuperando la mitad de la cantidad que desperdiciamos, sería suficiente para alimentar a todo el planeta reduciendo la gran desigualdad.

Entre las listas de propuestas y campañas contra el desperdicio alimentario, ya se ha unido el uso de la tecnología con el propósito de solucionar el problema alimentario:

Olio, la nueva aplicación creada por las británicas Tessa Cook y Saasha Celestial-One, pone en contacto una red de vecinos y comercios locales con el propósito de informar sobre sus productos, intercambiar y vender los excedentes de cada uno.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Tu colaboración es esencial para que “En Positivo” siga existiendo. Gracias a una módica donación nuestro medio puede publicar contenidos de calidad con impacto positivo. Suma!

Esta red de vecinos y comerciantes permite publicar sus productos mediante fotografías y descripciones informando a los compradores de su localización más cercana para adquirirlos con mayor facilidad. “La idea de Olio salió del día que me iba de viaje a otro país y me encontré con que teníamos una cantidad de alimentos que no habíamos podido consumir, pero tampoco me animaba a tirar” afirma Teressa en una entrevista personal.

Desde su lanzamiento en enero de este mismo año, Olio ya ha logrado hasta 50.000 descargas y 250.000 transacciones entre los usuarios en Reino Unido cuyo éxito prevé el establecimiento de la aplicación en hasta 33 países durante los próximos meses.

El sector hostelero y gastronómico es también un importante responsable del despilfarro de alimentos equivalente a casi 72 millones de euros. Para su solución, la empresa británica Winnow proporciona un programa dirigido al sector hostelero para registrar sus desechos y controlar su producción.

El sector agrario puede llevar un control del estado de sus cultivos mediante el programa de ordenador de VitalFields, como ya se utiliza entre los granjeros de Alemania, Polonia y Estonia, realizando un registro desde lo que se siembra hasta los fertilizantes que se utilizan.

En cuanto a los supermercados, la empresa israelí BT9 ya ha expandido por Europa y Sudamérica su sistema Xsense gracias a sensores que miden la humedad, la temperatura y las condiciones en que se pueden encontrar los alimentos en los supermercados, entre los almacenes y también durante el transporte.

Según la FAO, el hecho de reducir tan solo el 25% del desperdicio de alimentos podría acabar con la desigualdad alimentaria mundial y alimentar a los países que carecen de alimentos. Gracias a las nuevas tecnologías podemos llevar un control más preciso sobre la alimentación, pudiendo frenar el gran despilfarro mundial que algunos años atrás era más complicado.

Aiste Bereckyte
Redacción

Leer más: 
Di no al desperdicio de alimentos. Te contamos cómo

Si te ha interesado este artículo y nuestra tarea por estimular un periodismo constructivo, por favor considera hacer una donación.
Tu colaboración nos ayuda a desarrollar nuestra tarea de mostrar la otra cara de la realidad.

DONAR AHORA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *