Jueves 23 de Noviembre del 2017
Google+ Pinterest

Energía renovable y económica entre África y Europa


Es un hecho que en la actualidad está aumentando de manera significativa el porcentaje de energías renovables en el suministro eléctrico. Tanto es así que se están realizando estudios con el objetivo de comprobar que es posible combinar una electricidad que sea a la vez ecológica y económica.

Una energía ecológica

Un informe efectuado por cinco institutos Fraunhofer, here cada uno de ellos con diferentes conocimientos, ha llegado a una conclusión clara: la existencia de una súper red eléctrica que sea capaz de conectar el norte de África con Europa posibilitaría que ambos continentes pudieran conseguir, en un futuro, una cuota de energía casi 100% renovable.

Los investigadores desarrollaron posibles escenarios para esa súper red dónde se evaluó su potencial y cuáles serían tanto las tecnologías como las políticas indispensables para convertirla en una realidad. Además, aportaron recomendaciones para los nuevos mecanismos de regulación así como sistemas de apoyo para las energías renovables.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Tu colaboración es esencial para que “En Positivo” siga existiendo. Gracias a una módica donación nuestro medio puede publicar contenidos de calidad con impacto positivo. Suma!

De este modo, se comprobó que la descarbonización de los sistemas eléctricos de Europa y del norte de África era viable y posible no solo desde el punto de vista económico sino también desde el ecológico.

Electricidad a largas distancias

No obstante, para poder desarrollar el proyecto habría que contar con una red de líneas HVDC (High VoltageDirectCurrent). Esa red facilitaría el transporte de la energía renovable a largas distancias.

Pero, ¿qué conseguiría exactamente? En concreto, permitiría algo muy positivo y colaborativo: que si en algún lugar soplase el viento mientras que en otro situado a miles de kilómetros no lo hiciera, se pudiera satisfacer la demanda con la energía eólica obtenida.

Es más, a ello hay que sumar que África cuenta con unas centrales muy beneficiosas para poder llevar a cabo el proyecto. Se trata de las plantas solares de concentración (CSP), que serían capaces de manejar las fluctuaciones de la energía eólica y de la solar fotovoltaica gracias a su capacidad de almacenamiento de energía en sales fundidas.

Si finalmente se consigue conectar el norte de África con Europa para conseguir una energía más limpia, sería una muy buena noticia desde el punto de vista ecológico y una solución de gran valor para el medio ambiente.

Natividad Benéitez
Redacción

Leer más:
Un mundo sostenible por energía 100 % renovable

Si te ha interesado este artículo y nuestra tarea por estimular un periodismo constructivo, por favor considera hacer una donación.
Tu colaboración nos ayuda a desarrollar nuestra tarea de mostrar la otra cara de la realidad.

DONAR AHORA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *