Jueves 23 de Noviembre del 2017
Google+ Pinterest

Claves del acuerdo decisivo en París para detener el cambio climático


El hecho que no satisfaga plenamente a todos los países participantes da constancia de que estamos frente a un acuerdo exigente en que el conjunto se ha visto obligado a ceder más incluso de lo que especulaba en un inicio.

“En comparación con lo que pudo suceder, ha sido un milagro, aunque en comparación con lo que debería haber sucedido es un desastre”, concluye el escritor y periodista ambiental, autor de ‘Calor’, George Monbiot.

En concreto destaca satisfactoriamente como principal conquista “la rebaja” del punto crítico del clima a un aumento de las temperaturas de 1,5 grados, aspecto que se venía reclamando desde hace más de dos décadas.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Tu colaboración es esencial para que “En Positivo” siga existiendo. Gracias a una módica donación nuestro medio puede publicar contenidos de calidad con impacto positivo. Suma!

En cualquier caso las sensaciones de este acuerdo cerrado son muy diferentes a las que se vivieron en Copenhague. La realidad es que estamos en un momento calificado de “histórico” sabiendo que por primera vez los 196 gobiernos integrantes se han comprometido a firmar el texto de 31 páginas y algo también clave, “jurídicamente vinculante”, por mantener el aumento de las temperaturas por debajo de los 2 grados con respecto a los niveles preindustriales y perseguir los esfuerzos para limitar el aumento a 1,5 grados”.

De esta forma se mejoran los pronósticos previos a la cumbre donde ya la responsable de cambio climático de la ONU, Christiana Figueres, aseguraba que las metas propuestas conducían a un aumento de las temperaturas de 2,7 instando al mismo tiempo a un mayor esfuerzo de los países.

“Hay cosas que parecen imposibles hasta que están hechas”, sentenció el ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, en las horas previas al cierre. En parecidos términos se expresó con manifiesta ilusión el secretario general de la ONU Ban Ki moon, “Hemos pasado de lo imposible a lo imparable”.

Cabe destacar el notable cambio de postura de países tan importantes como China acuciada en las últimas semanas por problemas de polución y que ahora ven con buenos ojos mejoras en la eficiencia energética. “China felicita a todos los países por este acuerdo, que no es perfecto, tiene partes en las que puede ser mejorado, pero nos permite seguir adelante para responder al reto del cambio climático” aseguró el enviado especial , Xie Zhenhua, en su intervención en el plenario.

También se vanaglorió el presidente de EE.UU, Barack Obama, quien  mencionó el “espectacular” trabajo de su secretario de Estado, John Kerry, y de la delegación estadounidense que ha participado en la cumbre.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más: 
La energía verde, el punto clave de Dubái

¿Te gusta lo que estás leyendo? Tu colaboración es esencial para que “En Positivo” siga existiendo. Gracias a una módica donación nuestro medio puede publicar contenidos de calidad con impacto positivo. Suma!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *