Jueves 27 de Julio del 2017
Google+ Pinterest

Magia + psicología, los trucos que se escapan a la mente


Dicen que la magia está en todas partes, here o al menos eso dicen. Las ramas de la ciencia siempre se han librado de disciplinas tan incontrolables y que se escapan de la mente o de la razón humana. ¿Y si la psicología y la magia se uniesen en algún punto del camino? ¿Sería posible?

Algunos hablan de psicomagia o neuromagia apoyándose en ciertas limitaciones del ser humano como el espectro visual. Las investigaciones conjuntas de ilusionistas y científicos cognitivos se centran en el movimiento ocular, cialis los límites del sistema visual, viagra sale el autoengaño o la atención.

Así, se utilizan técnicas de forzamiento psicológico para poner a prueba las decisiones libres del comportamiento. Los científicos dividen las acciones humanas en actos reflejos – que no se pueden controlar – y acciones de libre albedrío – que se escogen libremente -.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Tu colaboración es esencial para que “En Positivo” siga existiendo. Gracias a una módica donación nuestro medio puede publicar contenidos de calidad con impacto positivo. Suma!

Los ilusionistas – magos de la mente – se especializan en técnicas de “engaño” para aumentar la sensación de libertad del público y así poder hacer un forzaje psicológico. Es un mecanismo para influir en las decisiones sin que el espectador lo note y con esto, poder forzar una elección.

Es muy conocido un experimento que da a probar las dos marcas más conocidas de refrescos de cola en vasos iguales. Tú crees saber cuál es la diferencia y dónde está, pero en realidad no es así.

Un experimento parecido realizaron unos investigadores suecos con unos estudiantes y la foto de dos mujeres primero, y con el lanzamiento de un jamón en un supermercado. La persona elegía su preferencia y tenía que justificarla con una razón. Luego le daban el cambiazo, y era sorprendente cómo la persona no se daba cuenta y acababa justificando el que no había elegido.

El cerebro es caprichoso y es que también se descubrió que existe algo llamado “autoconfabulación”. Varios experimentos en personas con lesión cerebral o sujetos bajo hipnosis han demostrado que se tiende a improvisar siempre una explicación a una decisión tomada, aunque ésta se haya impuesto a través de un experimento con el cerebro. El cerebro es intérprete, de ahí que siempre busque una lógica que justifique una elección.

Otra técnica de los ilusionistas o mentalistas son los forzajes. Por ejemplo, se hace un juego de cartas en el que la persona tiene que escoger una. Se pasa la baraja de cara al público, manteniendo una carta más tiempo que las demás. El resultado es que tú eliges la carta que más se te ha mostrado – sin que te des cuenta – pensando en que la has elegido libremente. El mago fuerza tu decisión.

Experimentos hechos, parece que la magia supera más fronteras de las que esperabas. Ahora, ¿estás más seguro de las decisiones que crees tomar libremente?

Sandra Sánchez Guerra
Redacción

Más información: 
Neuromagia. Qué pueden enseñarnos los magos (y la ciencia) 

Leer más: 
Gran clase de magia solidaria para Guiness
Los nuevos estudios sobre la creatividad

Si te ha interesado este artículo y nuestra tarea por estimular un periodismo constructivo, por favor considera hacer una donación.
Tu colaboración nos ayuda a desarrollar nuestra tarea de mostrar la otra cara de la realidad.

DONAR AHORA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *