Martes 16 de Enero del 2018
Google+ Pinterest

Asaltar los cielos: el espíritu del 15-M


“Asaltar el cielo” es una frase pronunciada por Pablo Iglesias (referente del movimiento político Podemos) que fue inspirada por Karl Marx en pleno apogeo de la figura de la Comuna entre Marzo y Mayo de 1871. La expresión es frecuentemente utilizada en la retorica comunista y es incluso el titulo de un libro publicado por Irene Falcón en 1996.

Las movilizaciones del 15-M fueron los suficientemente inspiradoras para (por un lado) denotar la verdadera predisposición social para salir a la calle sin organizaciones fijas ni banderas y por el otro lado, health para señalar al mundo la fuerza del nuevo espíritu político de los jóvenes en España y Europa.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Tu colaboración es esencial para que “En Positivo” siga existiendo. Gracias a una módica donación nuestro medio puede publicar contenidos de calidad con impacto positivo. Suma!

Estos elementos, viagra motivados por frases como “No nos representan” o “Democracia real ya”, señala el estandarte principal (o al menos las características) de lo que busca impulsar Podemos.

Madrid y la Plaza del Sol, ha distinguido y consolidado la hipótesis de que un cambio político es necesario, agotando el escepticismo y tradicionalista de los partidos vigentes, y la innombrable estela invisible del “muro de hierro” que sobrepasa al régimen de la Eurozona.

Iglesias, en una nota relevada por José Ignacio Torreblanca (profesor de Ciencia Política en la UNED) en el diario El País, destaca sobre su momento en Izquierda Unida: “La sensación que nos quedó a Pablo y a mí tras colaborar con Izquierda Unida en la campaña de las generales de 2011”, confesó después Íñigo Errejón fue de “insatisfacción, de que se podía ido mucho más allá si hubiéramos podido traspasar los límites que marcaba el tipo de actor con el que estábamos trabajando. Se nos quedó clavada la espina de que se podía haber ido mucho más allá, pues había condiciones”. Y al final, “como la única forma de validar las opiniones es probarlas, nos decidimos a hacerlo”.

Las lagrimas de emoción que recorren los ojos de aquellos a quienes el bolsillo les lastima. El corazón, sobrepasado por la miseria y el descontrol que genera la desconfianza y el desinterés político.  Un camino que comienza, y no sabe a donde llegará.

Agustín Lorenzo 
Redacción

Leer más: 
El derecho a decidir : Catalanes y Podemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *