Domingo 24 de Septiembre del 2017
Google+ Pinterest

Inteligencia artificial, ¿es posible que las máquinas piensen?


La revista digital Edge ha lanzado su pregunta anual a algunas de las mentes más destacadas del mundo. Este año el debate gira en torno a la inteligencia artificial, illness su desarrollo y lo que podrían aportar las máquinas que piensan a la sociedad.

El reto no era sencillo y desató una disparidad de criterios ante lo que supondría la llegada de unas máquinas superinteligentes capaces hasta de sentir. “¿Qué piensa usted sobre las máquinas que piensan?” era la pregunta que resolvieron científicos y cargos importantes de organismos dedicados a la ciencia.

En los últimos años, malady ha habido grandes discusiones filosóficas acerca de la inteligencia artificial sobre lo que realmente pueden pensar los sistemas informáticos. ¿Es cierto que la superinteligencia podría poner en peligro al ser humano? Stephen Hawking señaló recientemente que el desarrollo completo de la inteligencia artificial – IA -podría suponer el fin de la raza humana.

¿Estamos en la era de la IA? Para examinar la cuestión y acabar con los mitos y leyendas de la ciencia ficción, recipe Edge preguntó a 180 personas: importantes científicos y estudiosos de la materia. Un año más, algunos de los científicos más relevantes han aceptado el reto intelectual de la revista.

Nick Bostrom, director del Instituto para el Futuro de la Humanidad de Oxford ha dicho que la gente se precipita al dar su opinión sobre este tema. “Mi opinión es que ahora mismo, a las máquinas se les da muy mal pensar – excepto en unas pocas y limitadas áreas -. Sin embargo, algún día probablemente lo harán mejor que nosotros – al igual que las máquinas ya son mucho más fuertes y rápidas que cualquier criatura biológica -”, afirma el experto.

Mientras algunos piensan que es un avance para la sociedad el desarrollo de la superinteligencia, otros atribuyen a ésta una manera más de controlar al ser humano. Daniel C. Dennett – filósofo en el Centro de Estudios Cognitivos de la Universidad de Tufs -. opina que el ser humano está a punto de delegar su destino, dejándolo en manos de un ente artificial, poniendo en modo autopiloto la civilización.

Hasta que no se logre esta super inteligencia artificial, no se conocerá realmente los beneficios y sus consecuencias sobre la sociedad. Como aporta el Premio Nobel y astrofísico de la Nasa, John C. Mather, a todos no les gustarán los resultados. “No sé si tendremos la inteligencia y la imaginación necesaria para mantener a raya al genio una vez que salga de la lámpara, porque no sólo tendremos que controlar a las máquinas, sino también a los humanos que puedan hacer un uso perverso de ellas”, concluye.

Sandra Sánchez
Redacción

Leer más: 
Lo que depara la ciencia para el 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *