Martes 21 de Noviembre del 2017
Google+ Pinterest

Zona de confort, salir para crecer en la vida


Hay momentos en que reflexionamos sobre nuestro presente ¿esta es realmente la vida que quiero? A veces dejamos que nuestra imaginación sueñe con un nuevo trabajo, malady una nueva ciudad e incluso una nueva pareja. Rápidamente, las tildamos de fantasías o de tonterías “¿cómo voy a dejar mi trabajo con lo que me ha costado llegar hasta aquí?” Da igual que no nos haga felices ya que: “Ya soy demasiado viejo”, “soy demasiado joven”, “aún no tengo experiencia”, “no me va a salir bien”…

Nos cuesta salir del universo que conocemos. En él nos sentimos seguros. Este universo conocido es la denominada Zona de Comodidad o Zona de Confort. Ésta permite que te muevas en una realidad predecible, dónde la probabilidad de cometer errores (y correr riesgos) es mínima.

Movernos en lo conocido nos permite estar seguros y saber qué es lo siguiente que va a ocurrir, casi con total exactitud. Pero nos impide seguir avanzando y perseguir aquello con lo que soñamos.

Desde que nacemos existe una fuerza que nos empuja a progresar. Cuando todavía somos bebés hay algo que nos incita a levantarnos e intentar caminar. Aunque nos caemos multitud de veces seguimos levantándonos hasta que lo conseguimos ¿por qué dejamos de hacer esto de adultos?

En internet podemos encontrar vídeos como este de Inknowation. De forma sencilla y clara nos explica cómo es la Zona de Confort y nos dan algunos consejos de cómo salir de ella:

Si quieres comezar un nuevo camino en tu vida y no sabes cómo te invito a probar la estrategias citadas en el vídeo. Empieza a aplicar pequeños cambios a tu día a día: ¿siempre quisiste aprender a cocinar? Busca un hueco para ir a clases de cocina o de baile o de cualquier cosa que te apetezca probar. Poco a poco irás saliendo de tu zona de confort e irás entrando en tu zona de aprendizaje.

Recuerda:

“La vida es aquello que pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes” (John Lennon)

Alejandra Sierra Vázquez
Redacción

Leer más:
Viajar y aprender 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *