Sábado 23 de Septiembre del 2017
Google+ Pinterest

Nuevas vidas con inteligencia artificial


Todos sabemos que la inteligencia artificial cambiará nuestras vidas, sales pero no hasta qué punto, vcialis 40mg por ejemplo, en el campo de la medicina.

Ray Kurzweil ha commocionado a los científicos con sus profecías en este ámbito. Algunas sostienen que para principios de la década de 2020, tendremos los medios para programar nuestro sistema biológico y evitar enfermedades o el envejecimiento.

Por el momento, “el heredero legítimo de Thomas Edison”, como lo llamó The Wall Street Journal, ha escrito cinco exitosos libros y dirige el departamento de Ingeniería en Google ha hecho predicciones acertadas desde hace 30 años.

Hasta hace poco la medicina no contaba con los recursos para mejorar gracias a las computadoras.

Actualmente, las tecnologías para reprogramar el “software” que subyace a la biología humana son mil veces más poderosas de lo que eran, por ejemplo, cuando fue completado el proyecto del genoma en 2003; dentro de una década serán mucho más eficaces

Dra. Cynthia Breazeal, graduada del prestigiado Massachusetts Institute of Technology (MIT), ha contribuido a elevar los robots a otro nivel. Es la creadora de Kismet, un robot autónomo diseñado para interaccionar socialmente con humanos. Este proyecto quiere lograr que el robot adquiera habilidades de comunicación sofisticadas y aprenda de los actos de un humano. En palabras de la autora “El objetivo es construir una máquina socialmente inteligente que aprenda a través de las interacciones sociales”. De esta forma sus capacidades no estarían limitadas, serían máquinas más inteligentes, dinámicas y eficientes. Este proceso sería similar al del aprendizaje de los niños.

Cynthia también es la autora de “ Jibo”, el primer robot familiar del mundo. Con la capacidad de hablar con nosotros, reconocernos, tomar fotos y video, realizar tareas, entretener tiene todas las capacidades para convertirse en el acompañante perfecto. Aquí el video donde explica su propuesta:

Guy Hoffman propone un robot inusual, la respuesta a la pregunta:

¿Qué clase de robots consigue un creador de robots, animador y músico de jazz? robots con alma humana.

Por otra parte, autores como Alexander Wissner-Gross proponen otra nueva forma de pensar en la inteligencia artificial. El físico de la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts, junto al matemático Cameron Freer, (Universidad de Hawái), han descubierto un concepto que podría hacer revisar las teorías sobre el comportamiento cognitivo.

Los investigadores sugieren que el comportamiento inteligente nace del impulso de querer controlar los acontecimientos futuros, lo que supondría el extremo opuesto del clásico escenario de la ciencia-ficción, según el cual los ordenadores o robots se hacen inteligentes y después se centrarían en la toma del control del mundo.

Noelia Ares
Redacción

Leer más: 
La fusión del cerebro con la máquina 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *