Viernes 20 de Octubre del 2017
Google+ Pinterest

La Unesco celebra los bajos resultados de población analfabeta


Bolivia es a partir de ahora un país libre de analfabetismo, buy según ha certificado la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Tras implantar el modelo educativo “Yo Sí Puedo” diseñado por Cuba, el país sudamericano ha conseguido reducir su tasa de población analfabeta a un 3,8 %.

Según la Organización Educacional, Científica y Cultural de la ONU, un país puede ser declarado “libre de analfabetismo” cuando más del 96% de sus adultos han aprendido a leer y escribir. Bolivia ha logrado así, por debajo de naciones como Cuba o Venezuela, ingresar en el podium de las tres naciones sudamericanas libres de analfabetismo.

“Preparamos el informe, después que fue analizado y validado por la propia Unesco. Dice que en este momento estamos con una tasa de analfabetismo de 3,8%. Para que un país sea declarado libre de analfabetismo tiene que tener una tasa menor del 4%, nosotros tenemos 3,8% y podemos decir, orgullosamente, que el Estado Plurinacional es un Estado libre de analfabetismo”, manifiesta Noel Aguirre, el viceministro boliviano de Educación Alternativa.

Aunque evidentemente, queda un largo camino por recorrer en el país en beneficio de la educación, lo cierto es que es un buen comienzo para cambiar el nivel académico de la población. En 2001, un estudio del Gobierno reflejó que el 14% de los bolivianos eran analfabetos y que casi el 26% de la población rural no sabía leer ni escribir. Aguirre ha asegurado que el Estado seguirá trabajando para llegar hasta los sectores “residuales”, es decir, aquellas personas mayores de 60 años.

El país continúa en su labor para incrementar el nivel de alfabetización en el país. El programa de post-alfabetización en el que se cursan estudios hasta sexto grado de primaria ha garantizado ya la graduación de unas 26.000 personas. Una gran noticia, resultado del nuevo modelo educativo adoptado por el Estado.

“Este es un programa que ha llegado a todas las comunidades del país; han sido alrededor de 60.000 personas que han colaborado con nosotros para llevar adelante este esfuerzo”, señalaba Evo Morales – presidente de Bolivia – en diciembre de 2008, destacando también la ayuda financiera y humana de Venezuela y Cuba. Ahora el reto pasa por implantar el proyecto boliviano en los países vecinos para conseguir una unificación del modelo educativo.

Sandra Sánchez Guerra
Redacción

Leer más:
Finlandia como referente educativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *