Domingo 18 de Febrero del 2018
Google+ Pinterest

Reducir la cantidad de agua usada en la colada


Poner una lavadora es un proceso realmente simple: introducir la ropa en la máquina, nurse poner el detergente necesario, view seleccionar el programa deseado y olvidarse de la colada hasta que la alarma nos avise de que ha finalizado el lavado. Pero, viagra ¿qué supone para la naturaleza algo tan cotidiano como una lavadora?

Por un lado, cada vez que ponemos una lavadora, gastamos, aproximadamente unos 150 litros de agua que se contamina con los productos de limpieza y, por otro lado, supone un gran gasto energético, sobre todo en los programas de lavado con agua caliente.

Pero ¡que no cunda el pánico! porque la empresa británica Xeros ha desarrollado una idea que reduce la cantidad de agua usada, el gasto energético y el uso de productos químicos, reduciendo así la contaminación del agua.

Unos investigadores desarrollaron de manera casual un proceso de limpieza sin agua en la Universidad de Leeds en el Reino Unido. Su objetivo era encontrar la manera de hacer que los tintes duraran más tiempo en los tejidos pero se dieron cuenta de que cuando millones de pequeñas bolitas de polímero se introducen en un ciclo de lavado, la cantidad de agua necesaria se reduce brutalmente: tan solo se necesita el 20% del agua que se necesitaría en un ciclo de lavado normal.

La técnica que Xeros sigue es la siguiente: primero usan una pequeña cantidad de agua para disolver las manchas en la ropa y después introducen las bolitas de polímero que absorben toda la suciedad. En un entorno húmedo, como lo es una lavadora, los polímeros son muy absorbentes y es por eso que el gasto energético se reduce ya que no es necesario que el agua este caliente. Estas bolitas de polímero pueden usarse durante 500 lavados antes de reemplazarse.

Para llevar a cabo el proceso propuesto por Xeros se necesitan unas máquinas especiales que por el momento tan solo son accesibles para las grandes empresas de lavanderías. No obstante, Xeros está trabajando para poder llevar esta tecnología al nivel del consumidor en dos o tres años.

Pero Xeros no es la única empresa relacionada con la ropa que se ha dado cuenta de la necesidad de reducir la cantidad de agua usada.

Otra compañía, DyeCoo de Holanda, ha eliminado el agua del proceso de teñido. Así no solo se ahorra el agua sino que también se reduce la contaminación de esta, un factor por el que la industria de tintes es criticada.

El proceso de teñir sin agua usa dióxido de carbono muy caliente y fuertemente comprimido.La compresión y la calor hacen que el CO2 pase a un estado crítico, un estado entre el líquido y el gas. La clave del proceso es que cuando el CO2 se encuentra en ese estado crítico se convierteen un producto disuelto pero muy disolvente a la vez.

Esto hace que los colores penetren los tejidos más rápidamente y sin necesidad de añadir sustancias químicas ni sales. Este proceso reduce el tiempo de teñir a la mitad y puesto que los tejidos acaban el proceso secos, también usa solo el 50% de la energía necesaria para las técnicas de teñido convencionales.

Así pues, tal vez en un futuro próximo una idea tan utópica como lavar la ropa sin necesidad de agua pueda convertirse en una realidad como ya lo es la de no usarla para aplicar los tintes a la ropa. De momento, vamos en buen camino

Alexandra Cuesta Ortal
Redacción

Leer más: 
Limpieza ecológica, no a los tóxicos 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *