Domingo 18 de Febrero del 2018
Google+ Pinterest

Patentes, la protección de la propiedad


Una patente es “el título que concede el Estado para la explotación exclusiva, cialis por un tiempo determinado, de una invención nueva y útil“. Significa la protección de un proyecto, y otorga a su creador la derecho único a obtener rendimiento de su trabajo. Pero como es obvio, no cualquier producto o idea pueden ser patentados, pues es necesario cumplir unos requisitos legales para adquirir una licencia.

En Europa, la obtención de patentes se regula por medio de la Directiva 98/44, con su consiguiente transposición al Derecho español mediante la Ley 10/2002. Esta última supone una actualización de la Ley 11/1986. Dichas leyes indican las condiciones necesarias para recibir una licencia de propiedad industrial, que son tres.

En primer lugar, la novedad. Como es de suponer, debe gozar de exclusividad en el mercado, es decir, no debe existir nada igual. Esto puede demostrarse mediante un examen previo, opcional en España, pero obligatorio en otros países.

Otra condición es la actividad inventiva. El autor debe demostrar que la idea o trabajo es producto de su actividad intelectual, y que no deriva del “estado de la técnica”. Este término hace referencia a cualquier prueba de que la invención de aquello que se pretende patentar ya se conocía. No tiene por qué tener existencia física o comercializarse, basta con que en algún momento alguien haya descrito o utilizado una tecnología o producto similar a la invención en cuestión.

El último requisito es la aplicación industrial. Para solicitar una patente, es necesario que la invención vaya a ser explotada comercialmente, y esta es una condición fundamental. Pero puesto que obtener una patente y mantener su protección durante 20 años puede resultar caro e insostenible en algunos casos, también existen las licencias de patentes.

Mediante ellas, el creador puede ceder su título de exclusividad a otra empresa para que explote comercialmente su invención, a cambio del pago de regalías.

Es necesario ser consciente de cuáles son las condiciones para solicitar una patente, así como estar seguro de cumplirlas todas antes de hacerlo. La concesión responsable de patentes impulsa y protege la innovación y la propiedad intelectual e industrial, y por ello es importante defenderla.

María Bofill García
Redacción

Leer más:
Invertir en conocimiento 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *