Domingo 18 de Febrero del 2018
Google+ Pinterest

Las nuevas tecnologías se abren camino en las aulas


Es difícil con la que está cayendo, cheap sale no pararse a pensar en la educación. Con todos los recortes económicos, unhealthy se hace cada vez más evidente la pregunta: ¿qué quedará de ella? Mientras que por un lado los colegios e institutos buscan soluciones para mantener los sueldos de profesores y las prestaciones de material, cheap por otro lado buscan ofrecer a sus alumnos una mayor calidad educativa. Es así como las aulas han hecho un hueco a las nuevas tecnologías.

Si hace unos años no era de extrañar que un profesor le quitase el móvil a su alumno porque se distraía, ahora algunos educadores apuestan por el smartphone y las tablets como métodos más dinámicos de aprendizaje. Las modalidades de enseñanza y formación apoyadas en las Tecnologías de la información y de la comunicación – las llamadas TIC – pueden ser una buena herramienta para los educadores y desembocar así, en nuevas concepciones del proceso de aprendizaje.

Por ello, son varios colegios los que hacen su apuesta en favor de los nuevos aparatos tecnológicos y los integran como elementos de la rutina diaria de los niños. Las Tablets, las pizarras digitales o los materiales interactivos se han convertido en una fuente de recursos didácticos que dotan de un componente motivacional añadido a las actividades escolares, fomentando la atención de los alumnos en clase.

Estas nuevas herramientas educativas mejoran el aprendizaje y favorecen la participación de los niños en actividades cooperativas, que repercuten en el desarrollo de habilidades cognitivas y forman a la vez que entretienen a los más pequeños, haciendo que éstos adquieran sus primeros conocimientos digitales.

La inclusión de aparatos como estos en las aulas responde sin duda a un uso responsable y controlado por parte del profesor. Bien empleados, los teléfonos inteligentes pueden convertirse en una herramienta ideal para buscar y encontrar información en la red, documentarse y mantenerse en contacto con el profesor para preguntar dudas a través de servicios de mensajería instantánea, permitiendo también las relaciones entre padres y profesores.

Los beneficios de introducir tablets o smartphones en las clases se traducen en un mayor atractivo para el alumnado, que interviene de forma más activa y más práctica en las actividades escolares. Aunque todavía algunos profesores se muestran reticentes a estas prácticas en las aulas, pues algunos no manejan con soltura la tecnología, trabajando codo a codo con los niños puede ser una buena forma de aprender por ambas partes.

Las tablets son hasta el momento un gran éxito entre los escolares, ya que son dispositivos muy atractivos para los estudiantes e incrementan su motivación. Además permiten llevar a cabo un plan personalizado de formación para cada estudiante e incrementa su creatividad. En este sentido, la revista Educación 3.0 ha elaborado una lista de aplicaciones sobre Historia, Música, Ciencias, Geografía, y demás asignaturas. La guía se compone de 70 aplicaciones, testadas para que profesores y padres puedan utilizar el iPad con fines educativos.

Recientemente la compañía Teléfonica Learning Services también ha lanzado una tablet de altas prestaciones, denominada WeShare, destinada a padres e hijos, niños entre los 0 y los 7 años. La tableta incorpora un sistema de navegación segura en el que se puede configurar tanto el acceso a Internet como las aplicaciones. Incorpora además un sistema de alertas para bloquear amenazas como el ciberbullying o las estafas en la red.

Sandra Sánchez Guerra
Redacción

Leer más:
Un colegio en Londres convertido en la Torre de Babel
Guía para estudiar en el extranjero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *