Lunes 19 de Febrero del 2018
Google+ Pinterest

La urbanización china y los beneficios que aporta a América Latina


En 1949 llegó al poder del gobierno chino el partido obrero. Durante los primeros años de ese gobierno, unhealthy empezó la urbanización de China lentamente pero fue en 1979que esta urbanización empezó a producirse a un ritmo vertiginoso, cialis pasando del 26% al 52%,y de una forma caótica.

Todos hemos oído hablar del efecto mariposa: el batir de alas de una mariposa en oriente, acarrea consecuencias incluso en occidente, y viceversa. Pues bien, la urbanización del gigante asiático tuvo enormes consecuencias positivas en otros países a los que compró las materias primas para poder industrializarse. Estos países eran sobretodo de la zona de América Latina, cuyo crecimiento aumentó un 3,7% entre 2002 y 2012.

No obstante, debido a la urbanización, China sufrió, y aún sufre, serios problemas de contaminación y poco a poco el ritmo de la urbanización empezó a reducirse, causando un fuerte impacto en el precio de los productos primarios.

Pero ahora el gigante asiático contraataca con un proyecto colosal: el “Nuevo Plan de Urbanización Nacional 2014-2020” que se anunció en marzo. Para que nos podamos hacer una idea de la magnitud del proyecto, basta decir que la idea de China es que la población urbana aumente entre 70-100 millones para 2030 y de hecho esto ya está sucediendo: la mayoría de los habitantes de China, se han mudado del campo a la ciudad.

El “Nuevo Plan de Urbanización”, también incluye una gran inversión para mejorar el país y la calidad de vida:la construcción de miles de viviendas sostenibles, la construcción de miles de kilómetros de líneas ferroviarias y autopistas y la mejora de otros servicios básicos. Así pues, la historia se repite pero a una escala mayor por lo que China va a necesitar muchas más materias primas de América Latina, el otro gran protagonista de esta noticia. China comprará cobre a Chile, hierro a Perú,petróleo a Venezuela, Ecuador, Argentina y Brasil, etc.

Además, la economía china ya no se basa principalmente en la importación y la exportación, sino en el consumo doméstico, es decir, en el gasto que producen sus habitantes y resulta que muchos de los productos que estos consumen son de origen latino, como la soja, la carne o el tequila, cosa que también favorece a América Latina.

Así pues, el futuro de América Latina está en manos de China que, aparte de comprar materias primas, también va a realizar importantes inversiones en ese país. Es por eso que América Latina debe aprovechar esta oportunidad de mejora económica y gestionarla correctamente ya que, si no, puede convertirse en un lastre porque la estrategia de China está clara: aumentar la inversión directa para mantener los precios de los productos primarios bajo control, cosa que le asegura la cantidad de materias primas necesarias a un precio razonable.

Por tanto, América Latina debería crear cadenas de valores a partir de los recursos naturales. En otras palabras: describir claramente las actividades realizadas desde la obtención de la materia prima hasta la distribución del producto terminado, para poder dividir el proceso en eslabones e ir añadiendo un valor económico establecido en cada eslabón. Así América Latina evitaría que el precio de las materias primas una vez convertidas en productos elaborados, se disparase y el de las materias primas se redujera.

Esperemos que América Latina sepa aprovechar la oportunidad que le brinda el “Nuevo Plan de Urbanización Nacional 2014-2020” chino y que este sea tan positivo para China como para América Latina.

Alexandra Cuesta Ortal
Redacción

Leer más: 
China, directa al podio de la economía mundial 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *