Sábado 16 de Diciembre del 2017
Google+ Pinterest

La unión de los gemelos, más allá del vientre de la madre


Este vídeo, ed que ha causado furor en las redes sociales, link es una auténtica gozada y sumerge a quien lo mira en un profundo estado de relajación. Durante dos minutos y medio de dulzura y ternura, dos hermanos gemelos son sumergidos en agua siguiendo la técnica del “baby spa” que al recrear las sensaciones del vientre de la madre, relaja por completo a los bebés.

Es fascinante contemplar como durante el baño los dos hermanos se abrazan y se protegen como lo habían hecho durante semanas en el útero puesto que no son conscientes de que ya han llegado al mundo. Poco a poco empiezan a moverse, a abrir los ojos y a descubrir su entorno.

La técnica del “baby spa”, también conocida como “baby bath”, fue creada por Sonia Rochel, una enfermera francesa con más de 24 años de experiencia con bebés que considera que el baño y los masajes son muy importantes y beneficiosos para los recién nacidos. Por un lado fortalecen el vínculo entre los padres y los hijos y por otro, ayudan a que, lentamente, el bebé sea consciente del mundo que lo rodea e incluso de su propia existencia.

Muchas veces sucede que el baño se convierte en un momento caótico puesto que muchos bebes lloran las primeras veces que se les baña pero el método del “baby spa” consigue calmarlos y convertir ese momento caótico en uno placentero tanto para los padres como para los recién nacidos. La técnica es simple: consiste en masajear suavemente al bebé durante unos diez o quince minutos de baño y se puede complementar con música relajante. Aun así, Rochel aconseja a los padres precaución cuando intenten llevar a cabo este método en casa.

Los protagonistas de este video son dos gemelos que completamente relajados actúan como si estuvieran en el vientre materno. Se mantienen juntos todo el rato, abrazados, cosa que no sorprende ya que se ha hablado mucho de las conexiones entre los gemelos e incluso se baraja la posibilidad de la telepatía, es decir, que un hermano pueda sentir y pensar lo mismo que el otro en determinadas ocasiones.

Esto podría parecer extraño pero en este tema, la realidad ha superado la ficción. Un claro y conocido ejemplo es el de los gemelos Jim Lewis y Jim Springer. Ellos se criaron por separado y cuando, años después, se reencontraron quedaron fascinados y sorprendidos por todas las cosas en común que tenían sus vidas: sus mujeres se llamaban igual y también sus hijos.

Son realmente increíbles y dignos de admiración los vínculos que se pueden llegar a crear entre las personas y de los que, a veces, ni nosotros mismos somos conscientes. A buen seguro que el video no te deja indiferente:

 

Alexandra Cuesta Ortal
Redacción

Leer más: 
Quien tiene un hermano, tiene un tesoro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *