Viernes 23 de Febrero del 2018
Google+ Pinterest

Hallado un botín de poemas inéditos de Pablo Neruda


“Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, view por ejemplo: “La noche está estrellada, medicine

y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”.

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Yo la quise, y a veces ella también me quiso”

Así empieza uno de los poemas más famosos del poeta chileno Pablo Neruda, conocido alrededor del mundo.

Pablo Neruda nació en 1904 en Parral, Chile, y falleció en 1973 en Santiago de Chile a causa de una fuerte enfermedad. Neruda empezó a escribir desde pequeño y en 1971 ganó el premio Nobel. Famoso por su poesía impura, clara, real, directa, emocionante y en algunos casos, conflictiva, se han hecho películas, biografías y reportajes sobre su vida pero la mejor autobiografía de cualquier artista son sus obras y Neruda no es una excepción.

Este año se celebran los 40 años de su muerte y pronto se celebrarán los 110 de su nacimiento. Es por eso que el recién descubrimiento no podría haber sido más oportuno: se encontraron algunas obras inéditas del poeta durante una revisión exhaustiva a unas cajas olvidadas por parte de la Biblioteca de la Fundación Pablo Neruda , bajo la dirección de Darío Oses.

El hallazgo consta de veinte poemas completamente mecanografiados que suman más de mil versos, otros poemas incompletos, borradores, prosa, discursos y conferencias. Darío Oses no podía creer el descubrimiento pese y que esta fundación es la que más obras originales del poeta posee y las cajas en las que se encontró todo este material estaban siendo estudiadas desde 2011.

La pregunta que surgió al instante fue: ¿por qué Neruda no publicó todos estos poemas? La respuesta a esta cuestión nunca la sabremos pero podría ser realmente sencilla: tal vez tan solo se trató de una distracción del Nobel ya que lo mismo sucedió con otro poema, tal y como explica Oses: “Hay un poema, ‘Los Ríos’, que no aparece en la primera edición de Canto General, pero sí en las posteriores. Cuando, en su momento, se le preguntó a Neruda por qué no aparecía en la primera publicación, el poeta respondió sorprendido: ‘¿Cómo que no aparecía?’ ”.

No obstante, la causa de la no publicación queda eclipsada por la importancia de estos nuevos materiales y toda la información que pueden proporcionarnos. “Es importante dar a conocer una parte de su obra que no se conocía, y que tal vez pueda contribuir a una mejor relectura” asegura Oses.

El tema principal de estos poemas inéditos hasta ahora es el amor pero también aparecen otras cuestiones que preocupaban a Neruda, como, por ejemplo, el mundo como se observa en un poema dedicado a la cordillera de los Andes. Además, en estos nuevos poemas de Neruda también hallamos “el poderío imaginativo, la desbordante plenitud expresiva y el mismo don, el apasionamiento erótico o amatorio que para la invectiva, la sátira o el mínimo detalle cotidiano convertido en poema”.

Neruda escribía todos los poemas en un cuaderno y después decidía en qué libro irían y lo apuntaba pero la mayoría de los nuevos textos encontrados no tenían ningún libro excepto un poema que, según aseguran los investigadores, iba a estar en el libro Defectos escogidos, de 1972. Una vez este poema se añada al libro, la relectura de este va a ser prácticamente una obligación para todos aquellos que ya lo hayan leído anteriormente ya que puede ayudar a descubrir nuevos aspectos de la obra o a entender mejor otros.

Muchos poemas tampoco se han podido datar, aunque se sabe que la mayoría fueron escritos entre 1950 y 1970. Además, por la forma en la que están escritos y los temas que tratan sí que es posible asociarlos a algunas épocas determinadas.

Por ahora tan solo unos pocos afortunados han podido leer estas maravillosas obras del excelente poeta chileno pero los poemas serán publicados antes de fin de año en Latinoamérica por Seix Barral y todos podremos tener, por fin, acceso a ellos.

Alexandra Cuesta Ortal 
Redacción

Leer más: 
La pintura es poesía muda; la poesía, pintura ciega 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *