Domingo 18 de Febrero del 2018
Google+ Pinterest

El BCE pretende reactivar la economía a partir del consumo


El Banco Central Europeo (BCE) redujo a principios de mes la tasa de interés a un 0, and 15%. Se trata de una cifra realmente baja, y el objetivo no es otro que activar la economía impulsando el consumo y la inversión. Atrás quedaron esos tiempos en que ahorrar para asegurar un futuro era la mejor opción. Ahora el ahorro ha dejado de ser rentable, y las numerosas posibilidades de consumo parecen la mejor alternativa para nuestra economía.

El director del Instituto de Investigación Económica (IFO) de Múnich, Hans Werner Sinn, asegura que es un buen momento para que los ahorradores “renueven su cocina o hagan un viaje.” El problema es que no todo el mundo puede permitirse estos gastos a partir de los fondos ahorrados.

La tasa de interés, puede ser tanto un aliado como un enemigo para los ahorradores. Si es superior a la tasa de inflación, la persona que deposita su dinero en el banco podrá adquirir un mayor número de productos con sus fondos pasado un tiempo, pero si es inferior, disminuirán sus posibilidades de consumo. Esta diferencia entre la tasa de interés y la de inflación es conocida como la tasa de interés real.

Los más perjudicados por esta situación serán sin duda los fondos de pensiones. Parte del dinero de estos fondos se coloca en bonos del estado, un tipo de inversión segura que garantiza un dividendo fijo y sin riesgo, ideal para financiar la jubilación. Pero con un interés tan bajo como el actual, los fondos de pensiones de los futuros jubilados serán de los principales afectados.

En tiempos de recesión, un ahorro generalizado no hace otra cosa que bloquear aún más la economía. Según explicó el economista británico John Maynard Keynes en su momento, si todo el mundo ahorrara durante una recesión, se produciría tal derrumbe de la actividad que los propios ahorradores perderían su empleo y su dinero.

Por eso, podemos decir que el ahorro ha dejado de ser la mejor opción, y que su alternativa no es otra que el consumo. Es una buena ocasión para comprar aquello por lo que hemos estado esperando el momento apropiado.

Aunque no siempre sea fácil, se necesita pasar a la acción para reactivar la economía. El BCE asegura que esta bajada de interés será beneficiosa para la sociedad a largo plazo, así que solo queda confiar en que lo sea.

María Bofill García
Redacción

Leer más:
Consumo colaborativo, una explosión imparable 
Responsabilidad Social Empresarial: una nueva opción de consumo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *