Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Lucha por una muerte digna


El derecho a tener una muerte digna es un tema que no deja de generar polémica y durante bastantes años se ha considerado una especie de tabú. Sus defensores opinan que una muerte «digna» se basa en respetar la decisión de un enfermo terminal o de sus familiares y amigos de no sufrir tratamientos quirúrgicos invasivos cuya única finalidad es posponer una muerte irremediable.

Los detractores de la “ortotanasia” en ocasiones la equiparan a la “eutanasia”. Sin embargo, son dos conceptos distintos: la ortotanasia es la ayuda médica prestada a los pacientes que padecen enfermedades incurables para aliviar el sufrimiento físico o emocional previo a una muerte inminente. La eutanasia supone provocar o acelerar la muerte de una persona de forma deliberada.

En un artículo publicado en El país el 20 de mayo de 2014, se explica que solo seis países en el mundo permiten la eutanasia: Suiza, Colombia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Estados Unidos (estados de Oregon, Vermont, Washington y Montana).

Dejando a un lado los dilemas morales que un tema delicado como este pueda generar en ciertos sectores de la sociedad, lo cierto es que algunos países han avanzado en el ámbito de la legislación para la mejora de los cuidados paliativos.

Un ejemplo significativo lo constituye Argentina, que ha aprobado un proyecto para que, cuando las probabilidades de supervivencia son inexistentes, los enfermos y sus familias decidan hasta dónde deben llegar los tratamientos terapéuticos, y así se evita lo que se denomina “ensañamiento terapéutico”.

Los cuidados paliativos, una solución necesaria

Se calcula que todos los años más de 20 millones de pacientes necesitan cuidados paliativos al final de la vida, de los cuales cerca de un 6% son niños.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su publicación Atlas Global de Cuidados Paliativos al Final de la Vida, reconoce que “los cuidados paliativos son un derecho humano” y aboga por que estos se incluyan en los sistemas nacionales de salud.

Asimismo, Xavier Gómez-Batiste, director del centro colaborador de la OMS para Programas Públicos de Cuidados Paliativos, explica que «los cuidados paliativos consisten en la atención integral a las personas en situación de enfermedad avanzada, con el objetivo de mejorar la calidad de vida a través del empleo de instrumentos que incluyen el control de síntomas, la comunicación o la toma de decisiones éticas, así como la adaptación de nuestra organización a las necesidades y demandas de pacientes y familias».

En España, por ejemplo, la puesta en marcha de equipos especializados en la atención psicosocial ha supuesto una gran mejora. La clave del éxito reside en la voluntad política de facilitar los recursos para hacer frente a futuros desafíos.

Elisa de la Torre Castejón
Redacción

Leer más:
Planificar la calidad de vida en la tercera edad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>