Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Los trabajadores de comida rápida, en huelga por salarios dignos


En Estados Unidos ha comenzado una huelga entre los trabajadores de varias empresas de comida rápida. El motivo de la protesta es que reclaman la subida de sus salarios a un mínimo de quince dólares por hora trabajada, el doble de lo que cobran actualmente, para considerarlo un salario digno.

Bajo el lema “Lucha por los 15” (The Fight for 15), los empleados de más de 150 ciudades estadounidenses se movilizan por la mejora de sus condiciones laborales y su derecho a formar sindicatos, cuestión que aún hoy es motivo de represalias contra los empleados.

En noviembre de 2012, y posteriormente en agosto de 2013 se registraron huelgas similares a las que se suma la protesta actual. Desde hace años está abierta esta causa entre los trabajadores de la comida rápida en Estados Unidos.

El salario mínimo actual que percibe un trabajador de McDonald’s, Subway o Burguer King está fijado en 7,25 dólares por hora. McDonald’s ha sido objeto de demandas colectivas por este motivo y los trabajadores no cesan en sus reclamas.

Los organizadores de la huelga afirman que esperan grandes movilizaciones y paros “desde Los Ángeles hasta Boston”. Se han confirmado huelgas en Miami, Minneapolis, Orlando, Filadelfia y Sacramento. Sin embargo, pretenden ir un paso más allá e internacionalizar la protesta extendiéndola por al menos 80 ciudades de 33 países como Argentina, Bélgica, Brasil, Alemania, India, Japón, Panamá o Reino Unido.

Actualmente hay en Estados Unidos 16,5 millones de trabajadores que trabajan por menos de 15 dólares la hora. El presidente Obama defiente un aumento hasta los 10,10 dólares, pero a los trabajadores no les parece suficiente.

En Nueva York se ha aprobado una propuesta reclamando la autonomía para decidir el salario por ciudades. Desde este año, en esta ciudad el sueldo mínimo asciende a 8 dólares la hora, y se pretende llegar a 9 por hora en 2016.

El diario Público desarrolla una encuesta ciudadana donde introduce la pregunta “¿crees que si los trabajadores de restaurantes de comida rápida de todo el mundo se unieran a la protesta las empresas se verían obligadas a ceder?”. Las empresas de comida rápida, aunque tradicionalmente se han observado como generadoras de empleo para jóvenes o estudiantes, suponen el empleo de millones de personas en todo el mundo, muchas de las cuales ni siquiera se atreven a secundar la huelga.

Óscar Rivera, trabajador de Wendy’s defiende en Fox Noticias que no es justo que estas grandes compañías de comida rápida ganen millones de dólares a costa de no pagar sueldos justos a los trabajadores.En estas condiciones, un trabajador que complete 40 horas semanales no puede mantener a una familia en ningún caso, por lo que el aumento a 15 dólares semanales es para ellos una cuestión de mejora de su calidad de vida.

Alba Sánchez Serradilla

Redacción

Leer más:
El modelo austriaco frente a la crisis
Contra el miedo y por la libertad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>