Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

La OCDE llama la atención sobre la desigualdad mundial


La OCDE critica la excesiva concentración de la riqueza.
El proceso de concentración de la riqueza en el 10% de la población más rica -y todavía más en el top 1%, y aún más en el 0,1%- se ha acelerado considerablemente desde 1980, según certificó ayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). citando el monumental trabajo El capital en el siglo XXI del economista francés Thomas Piketty, donde disecciona las rentas y los patrimonios de más de veinte países ricos desde 1800.

La institución se suma así a la moda -¿o será una tendencia duradera?- de situar la creciente desigualdad en los países desarrollados en el centro del debate porque las cifras y los ratios son mareantes (olvidando sin pudor que ha apadrinado políticas económicas que favorecían la desigualdad).

Los economistas de la OCDE constatan que el 1% más rico de la población de los países ricos “captura” (antes de impuestos) una “parte desproporcionada de la renta total, casi un 20% en Estados Unidos en el 2012, más del doble que en 1980″, un aumento que los sobrios economistas de la OCDE califican de “espectacular”.

El proceso es aún más agudo si se analiza cómo se reparte el crecimiento del pastel. con máximos que llegan “al 37% en Canadá y al 47% en Estados Unidos” para el 1% de los megarricos. Si se amplía el foco hasta el 10% de la población más rica, en Estados Unidos, en los treinta años analizados, su porción es del “80% del crecimiento económico total”.

Las cifras muestran también que la diversidad entre sistemas capitalistas es mayor de lo que puede pensarse después de treinta años de globalización/uniformización.

Y, como se percibe en el gráfico adjunto, los capitalismos anglosajones son mucho más desiguales que los nórdicos y los de Europa continental. ¿Es mejor vivir en Estados Unidos o en Europa continental?. “En los países nórdicos, pero también en Francia, Italia, España y Portugal, el 99% restante de la población fue el que más se benefició del crecimiento económico, recibiendo alrededor del 90% del aumento total de los ingresos antes de impuestos entre 1975 y el 2007″.

Otro ejemplo, “el crecimiento medio de los ingresos es más bajo en Estados Unidos que en Francia, pero Francia consigue mejores resultados que los Estados Unidos cuando se examina el crecimiento de los ingresos del 99%” de la población.

Al mismo tiempo, el proceso de acaparamiento de la riqueza y del crecimiento es generalizado con registros inquietantes en los países nórdicos, históricamente los menos desiguales y más igualitarios. Así, “entre 1980 y finales de los años 2000 la porción de riqueza acaparada por el top 1% en Finlandia, Noruega y Suecia se elevó un 70%, alcanzando niveles del 7% al 8% de la renta nacional”.

Otro rasgo sobresaliente de la distribución de la renta en los países ricos es su extrema concentración, con un minúsculo 0,1% de los megarricos, a quienes les va considerablemente mejor que al 0,9% “inferior” y mucho mejor que al 10% en la cúspide de la escalera social.

El dato referido a los Estados Unidos impresiona. La porción de este exclusivo 0,1% sobre el total de los ingresos antes de impuestos se disparó “desde el 2% hasta más del 8% del total desde 1980 al 2010″. Estados Unidos lidera de lejos este ranking de la desigualdad: en Canadá, el Reino Unido y Suiza, el 0,1% se queda entre el 4% y el 5% del total de los ingresos antes de impuestos. En Francia, el 3%. Y hay poca movilidad de un año a otro, no más de un 30% de los megarricos abandona el grupo del top 1%.

Manuel Estapé Tous
Fuente: La Vanguardia

Leer más:
No hay capitalismo para todos
Capitalismo, el debate sobre la creciente desigualdad
Hay otros caminos para la crisis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>