Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La mortalidad materna se reduce un 45% desde 1990


La mortalidad materna se ha reducido en el mundo en un 45% desde 1990. 289.000 mujeres murieron en 2013 por complicaciones en el parto o en el embarazado, frente a las 523.000 que se registraron en 1990, según datos de UNICEF.

El informe ‘Causas generales de las defunciones maternas: análisis sistemático realizado por la OMS’, señala que afecciones preexistentes como VIH, paludismo, diabetes u obesidad son la causa de una de cada cuatro defunciones maternas, en una proporción similar a las muertes por hemorragias graves durante embarazo y parto.

Según Naciones Unidas, los avances han sido grandes en todo el mundo. Once países que en 1990 tenían graves problemas de mortalidad materna, ya han alcanzado los Objetivos de Desarrollo del Milenio de lograr una reducción del 75% en esta tasa antes de 2015. Son Bhután, Cabo Verde, Camboya, Laos, Rumanía, Ruanda y Timor-Este.

África Subsahariana sigue siendo la región con más dificultades para reducir esta tasa, y es donde las mujeres corren más riesgo de morir durante el embarazo o el parto. Según datos expuestos por la doctora Geeta Rao Gupta, directora ejecutiva adjunta de UNICEF, una joven de 15 años europea tiene una posibilidad entre 3.300 de morir durante embarazo o parto, mientras que para una mujer subsahariana las probabilidades son de una entre cuarenta.

Un sistema sanitario sólido es fundamental para reducir la mortalidad materna: equipos, medicamentos y personal adecuados son los elementos que salvan la vida de mujeres y niños recién nacidos.

En muchos países de ingreso bajo ni siquiera se contabilizan las defunciones maternas, y muchas mujeres mueren en el hogar sin que se llegue a conocer la causa. A nivel mundial solo se registra un tercio del total de este tipo de defunciones.

Por este motivo, es más difícil asignar recursos donde son más necesarios. La información y la contabilización sobre la incidencia de este problema es básica para que los agentes de cooperación centren su atención en los lugares adecuados, y para que esto se convierta en un hecho, los Estados deben hacer el esfuerzo colectivo de registrar, cuantificar e investigar las causas.

La Comisión de Información y Rendición de Cuentas sobre la Salud Materno-infantil de Naciones Unidas insiste en la importancia de medir mejor las defunciones maternas, y pide que para 2015 todos los países cuenten con un sistema fiable de registro de nacimientos y defunciones, así como las causas de las mismas.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Fuente: UNICEF

Leer más:
Objetivos de Desarrollo del Milenio: se reduce la mortalidad infantil
Filipinas, la prioridad de ayudar a las madres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>