Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Tras la lluvia, los rayos del sol. Jorge Dobner


En Francia la debacle socialista en los presentes comicios municipales ha significado un duro correctivo para el gobierno de Françoise Hollande que al menos de acuerdo a los resultados parece haber aprendido la lección. Tal cual promete el presidente galo la “nueva etapa” con un equipo de “combate” busca reconciliarse con buena parte de su electorado que ha visto cómo la nación vivía demasiado tiempo por encima de sus posibilidades, acrecentado la deuda y deriva fiscal.

Ahora queda pendiente devolver a Francia su fuerza económica, aumentar el poder adquisitivo de sus ciudadanos y sumar esfuerzos en la justicia social.

Objetivos que vienen precedidos de la dimisión del primer ministro Jean-Marc Ayrault y la de todo el equipo gubernamental, valiente decisión que contrasta con la habitual actitud acomodada de los políticos tan aferrados a la poltrona.

En su lugar el catalán Manuel Valls de 51 años capitaneará un gobierno presumiblemente más reducido acorde a las circunstancias. Dicha remodelación se orienta como golpe de efecto para dar cierre a un ciclo algo gris – que aun considerado drástico por algunos sectores – quizá necesario para romper la inercia negativa. Como bien diría su compatriota y dramaturgo Pierre Corneille “Sin riesgos en la lucha, no hay gloria en la victoria” y aquí la apuesta de Hollande es clara.

Entre tanta confusión emerge la figura de Anne Hidalgo, también española y una de las pocas que ha podido salvar los muebles y que convierte Paris en su bastión irreductible.

Gaditana de nacimiento aunque luego se erradicará en el país galo, es conjunto a Valls el vivo ejemplo de los efectos de la globalización – en este caso en positivo – o precisando según diversos autores de la mundialización (galicismo derivado de la palabra francesa “mondialisation”) al comprender el conjunto de sociedades como una sola humanidad.

Consecuencia de estos flujos migratorios, divergencia de criterios y fusión multicultural enriquece todo entendimiento como germen sin duda de algo especial. Una de las cosas que se achacaban al inmolado primer ministro Jean-Marc Ayrault es su falta de carisma, pues más allá de la esperada inteligencia o cualidades de mandatario se requiere algo que traspase el público. No basta con creer en lo que dices hay que resultar creíble, transmitir con convicción y pasión, estar en definitiva dotado de un “magnetismo personal”.

En la calidez de Hidalgo se adivina una vida muy vivida a fuerza de voluntad, de orígenes humildes, nieta de un republicano exiliado y represaliado. Su cercanía y compromiso forman parte de su ADN, lo que facilita la identificación con la gente de la calle.

Curioso también el caso de Valls que a los 17 años se afilió al Partido Socialista Francés pero cuyas raíces familiares en vinculación con arte rompen cualquier estereotipo político. Hijo del pintor catalán Xavier Valls y sobrino-nieto de Manuel Valls i Gorina, el compositor del himno del Barça.

Lejos del inmovilismo que acrecienta los dogmas y fundamentos cerriles bien merece la pena dar oportunidad a esta mezcla de sangres, conocimientos procedentes de otras disciplinas que aportan colores variados a la política.

No en vano tras la lluvia, los rayos del sol que atraviesan forman el más bello arcoíris.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
Anne Hidalgo, socialista y de origen español, candidata a la alcaldía de París.
Vivimos una mutación del mundo civilizado. Entrevista a Anne Hidalgo

1 comentario

  1. Marc Antoni Responder

    El articulo sobre la salida del sol para los franceses creo que es muy optimista. Este nuevo personaje de M. Valls ya ha dejado claras las intenciones del socialismo que veremos. Tan a la derecha como nuestro PP. Reducir el gasto público, bajada de sueldos a los funcionarios, aumento edad de jubilación, etc. Un ejercicio de claudicación neoliberal desaforado. Se esta forjando una sillita en el FMI, la Comission Europea o qualquiera de los organismos al servicio del gran capital y tan alejado de los intereses de la mayoria.
    Claro esta que no menciona nada sobre los impuestos de las grandes empresas, ni sobre evasión fiscal, etc.
    Parece que ni teniendo delante de las narices los resultados sobre el consumo de estas políticas (España), pueden dejar de obedecer a sus amos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>