Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Proyectos de código abierto: energía compartida a coste cero


En la búsqueda de nuevas fórmulas que abaraten el acceso energético surgen los proyectos de código abierto que permiten a los individuos y comunidades diseñar sus propios sistemas de energía.

Fruto de la experimentación Chris Dalby encontró instrucciones online en relación al uso energético, así instaló un monitor en su casa para ver la cantidad de energía que se consume en cualquier momento “Mediante la representación gráfica hay una enorme cantidad de estos datos que se puede ver, y por lo tanto revela el comportamiento del usuario”, revela.

No en vano a partir de conocer el comportamiento éste se puede modificar en aras de lograr un consumo más eficiente y ahorrativo. Así lo pensó Dalby que además unió fuerzas conjunto a otros hackers para fundar ‘Home Camp’ que comparte y publica ideas buscando el bien común de ahorro de energía y automatización del hogar.

Su enfoque es crucial en la consecución de la independencia energética ya que el concepto de código abierto – de acuerdo a la revolución digital – anima a la gente a compartir así como libre disponibilidad de utilizar y adaptar la tecnología. En cierta forma se establece un acuerdo de licencia, al crear algo indiferentemente de su cualidad, se puede definir como un código abierto lo que permite a otros usar, adaptar y construir en base al trabajo ya hecho.

Este proyecto no se reduce al ámbito doméstico, también como evidencia la inversión que asciende a los 5 millones de dólares por parte del Departamento de Energía de los EE.UU es extensible por ejemplo a las universidades: optimizar la calefacción, aire acondicionado, la iluminación y uso corriente del agua.

Asimismo otra iniciativa recurre a una enorme base de datos para rastrear el uso de energía, compilación y análisis que muestra en tiempo real cómo la energía fluye por el campus.

“Lo bueno de software de código abierto es que es gratis” expresa Keith Searight, gerente del grupo de análisis “Así que, por definición, una vez que se logra una masa crítica de personas que quieren hacer uso y desarrollar una participación en el mismo, entonces uno cuenta con un nutrido grupo colaboradores” prosigue.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
La fuerza de las olas: energía sostenible en estado puro
Orina ¿posible energía renovable?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>