Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Mujer cubana: referente de avances en igualdad


La mujer cubana marca una tendencia esperanzadora en términos globales. Cada vez más empoderada, va haciendo camino hacia la igualdad de facto con respecto al varón en diversos ámbitos.

 Las causas básicas del empoderamiento de la mujer en cuba son la incorporación masiva al trabajo y al empleo cualificado. A día de hoy, el 66% de los profesionales y técnicos del país son mujeres. En empleos del sector sanitario existe paridad: las mujeres representan el 50% del personal.

La participación política de las mujeres cubanas también es destacable. En el Parlamento suponen el 48% de los diputados y aunque hoy existe una política de priorización de las mujeres en cargos públicos, su protagonismo político es incluso anterior a la Revolución..

Es especialmente relevante que en Cuba las mujeres ganan exactamente el mismo sueldo por igual trabajo que el hombre, una realidad poco generalizada en el resto de países.

Son consideradas cabeza de familia en el 44,9% de los núcleos familiares, un aumento significativo desde 1981, cuando se consideraban así solo el 30% de los casos.

En Cuba existe una alta tasa de divorcios, y además son rápidos y baratos, y solo es necesaria la voluntad de uno de los cónyuges para disolver el acuerdo, lo cual que se traduce en aumento del protagonismo de hogares monoparentales con una mujer al frente.

Las leyes cubanas actuales protegen especialmente la maternidad. Cuentan con un permiso de maternidad de seis meses con salario completo, y extensible otros seis meses con el salario al 60%. Pueden decidir si es la madre o el padre quien se acoge a estos permisos.

Para hacer frente a la violencia de género, se han abierto decenas de la Federación de Mujeres donde pueden denunciarse casos de maltrato. En el delito de ultraje sexual, ser cónyuge se convierte en agravante para el agresor.

Aunque el ejercicio de la prostitución no está penado en la ley cubana, sí lo está y mucho el de explotación sexual. Las penas para culpables de proxenetismo o trata de personas pueden implicar hasta 30 años de prisión.

Algunas medidas de este pequeño país puede servir de guía para otros en materia de avances de la mujer. La mujer de cuba se perfila como referente de un posible camino a seguir en materia de preeminencia social e igualdad.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Leer más:

Progreso en la sociedad cubana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>