Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

La aeronáutica goza de “una salud inmejorable”


La aeronáutica celebra sus 100 años en el MIT con “una salud inmejorable”, según palabras del director del departamento de aeronáutica y astronáutica del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Jaume Peraire. Precisamente, hace 100 años se celebró la primera clase de aeronáutica en este centro. Para conmemorar esta onomástica, visitamos la universidad y nos reunimos con su director.

En los próximos años, el tráfico aéreo se va a duplicar -y “hay quien dice que hasta triplicar” -ha resaltado el jefe de departamento del MIT. Paralelamente, existe la necesidad de reducir los costes energéticos y eso sólo pasa por “mas tecnología”, ha asegurado.

Y los avances son tales que se reducirá el consumo de combustible “hasta un 60%” mediante el uso de nuevos motores, sistemas de propulsión o aparatos más ligeros.

El tirón es tal que Peraire pone en duda que el duopolio actual de Boeing y Airbus vaya a durar “muchos años más”.

Además, otras aplicaciones van a experimentar muchos cambios en breve. Es el caso de los drones. Peraire ha declarado que FedEx -compañía de transporte y logística- “ya podría estar utilizando aviones de este tipo” y que si no sucede, es por “motivos de regulación y política”. “Pero la tecnología ya está ahí”, ha resaltado. Asimismo, en el campo de los satélites las mejoras son tales que es como “comparar los ordenadores de ahora con los de hace más de veinte años”, ha afirmado el director de AeroAstro del MIT.

Puertas abiertas
Con motivo del cumpleaños, el departamento de aeronáutica y astronáutica -AeroAstro como se le llama aquí- ha abierto sus puertas para que grandes y pequeños entiendan qué se cuece en el día a día de sus laboratorios. Decenas de actividades hacen las delicias de los más pequeños… Construir un paracaídas, vestirse de astronauta, manejar un avión en un simulador, disparar un cohete con aire comprimido… Toda una retahíla de actividades que parece que estemos más en un parque de atracciones que en uno de los centros de investigación más potentes del mundo.

Sin duda, el punto más visitado por los asistentes es el túnel de viento del MIT. Tal día como hoy, abre sus puertas para que los más curiosos entren en su interior y experimenten en sus pieles la fuerza de un ventilador que generar vientos de 60 km/h. Eso sólo hoy. Normalmente, se activa hasta los 270 km/h para que los estudiantes pongan a prueba la aerodinámica de sus maquetas.

Otras actividades con gran congregación de público, han sido los experimentos con drones, los minisatélites del futuro que funcionan con propulsión iónica o conocer de cerca el traje para los astronautas del futuro.

Carlos Betriu
Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>