Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Crianza natural: una tendencia respetuosa con el bolsillo y el medio ambiente


Si bien tener un hijo puede asociarse a innumerables gastos y consumo, no siempre tiene que ser así. Quienes abogan por la crianza natural, ofrecen alternativas capaces de ayudar al medio ambiente, a la economía doméstica, y a la salud de los más pequeños. Esta nueva tendencia cala cada vez en más padres, que encuentran en ella la fórmula para combinar ahorro en tiempos de crisis, con el tan necesario cuidado ambiental.

Los defensores de esta práctica afirman que se trata de “una cuestión de equilibrio : no ser indulgente o permisivo, pero ser atento y cuidadoso.

A medida que los padres y los hijos crecen juntos, el equilibrio entre los dos se perfecciona”, según el portal Crianza Natural. La práctica se basa en criar a los hijos como se ha hecho “toda la vida”, sin excesos consumistas ni elementos prescindibles.

En pañales desechables, se estima que un bebé puede consumir 5.000 unidades antes de aprender a ir al baño solo. Esto equivale a aproximadamente una tonelada, que va a parar a vertederos o incineradoras y resultan muy contaminantes en ambos casos, bien por la degradación del plástico en la naturaleza (puede tardar entre 200 y 500 años), o bien por la combustión de sus componentes, altamente tóxica.

Sin embargo, hay alternativas: podemos utilizar pañales reutilizables y productos ecológicos para lavarlos. Incluso existen servicios de pañales que recogen los pañales sucios en tu propia casa y los llevan a la lavandería para devolvértelos limpios en su próxima visita.

Muchas toallitas desechables están plagadas de tóxicos que administramos a los bebés por vía tópica. Estos productos suelen utilizarse para el blaqueo de estos productos y no son en absoluto necesarios para la limpieza, por lo que muchas personas optan por utilizar toallas de tela humedecidas con jabón ecológico, en lugar de la opción industrial.

Para los más pequeños, el mejor juguete está en su imaginación. Sin embargo nos empeñamos en cubrirles con juguetes de plástico que tienen una corta vida y que resultan muy contaminantes.

Los juguetes de madera resultan mucho más resistentes, y sus desechos no son un problema para el planeta, por lo que cada vez más padres los prefieren. Si además puedes ser sin pilas y sencillos, serán los más apropiados para estimular la gran imaginación que cualquier niño posee.

Con respecto a la alimentación, los principios de la crianza natural animan a los padres a volver a elaborar la comida de los bebés. Los potitos industriales cuentan con conservantes, azúcares y añadidos que podemos evitar triturando nosotros mismos frutas y verduras. Podemos hacerlo en grandes tandas y distribuirlas en pequeños botes que tener a mano. Incluso congelarlos.

Aunque en general, los defensores de la crianza natural lo son también de la lactancia materna, en la oferta de leches preparadas, existen opciones orgánicas. En algunas leches industriales pueden encontrarse trazas de antibióticos, pesticidas o fertilizantes que podemos evitar si escogemos productos de origen ecológico.

Quienes optan por la crianza natural en clave ecológica, también tienen cuidado con el tipo de tejidos que eligen para vestirlos y arroparlos. Textiles como el algodón, la lana, la seda o el cáñamo, además de naturales y biodegradables, son materiales que dejan respirar la piel del bebé y provocan menos alergias en las pieles sensibles.

Si queremos una crianza totalmente ecológica, podemos sustituir los trayectos en coche con el niño incorporando una silla para bebés en nuestra bicicleta.

Nosotros hacemos ejercicio, para el pequeño es mucho más divertido, y estamos contribuyendo a la mejora ambiental al dejar el coche aparcado. El transporte público es otra buena opción para padres concienciados con el medio ambiente.

Más información: Crianza Natural

Alba Sánchez Serradilla

Redacción

Leer más: La lactancia materna es un privilegio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>