Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Conquistadores de la salud en América


Frente a la decrépita situación que en España soporta la investigación científica y que ha dado incluso origen a una campaña satírica ‘Apadrina un científico’, cuesta imaginar en una suerte de paradoja que no se aliente un área con tal potencial humano.

Los últimos tiempos son testimonio de la fructífera labor que desempeñan estos profesionales casi siempre obligados a radicarse fuera de las fronteras y en especial Estados Unidos como referente.

Recientemente un estudio liderado por el científico Joan Massagué descubría el proceso de la metástasis y cómo las células cancerígenas se establecen en el cerebro y forman nuevos tumores al ajustarse a las venas capilares y sintetizar unas proteínas que bloquean las defensas naturales contra ellas. Un paso decisivo que en el futuro podría prevenir la propagación del foco canceroso a un órgano distinto de aquel en que se originó.

Massagué que desde principios de año dirige el Instituto Sloan Kettering – división científica del hospital con 1.200 investigadores a sus órdenes – no está solo en la lucha contra el cáncer también le acompaña otro catalán Josep Baselga, oncólogo y director médico del Memorial Sloan Kettering, principal hospital oncológico a nivel internacional junto al centro Anderson de Texas. El considerado ‘jefe’ mundial del cáncer dispone con asiduidad de casi 900 facultativos y valioso presupuesto anual de cerca de 2.600 millones de euros, motivos lógicos para migrar aspirando alcanzar cotas más altas.

Siempre buscando nuevos tratamientos Baselga sigue en su cometido de trabajar en medicamentos que se crean tras secuenciar los genomas de tumores que identifican mutaciones y desean combatir los distintos subtipos de cáncer.

En otra especial, igual de destacado pero tal vez más mediático es el cardiólogo Valentín Fuster, director médico del hospital Mount Sinai y dirige el instituto de corazón de este gigante sanitario. Asimismo en los últimos años ha mostrado un gran interés y esfuerzo por invertir sus conocimientos en su país natal así que en la actualidad compagina la dirección de Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) en Madrid y trabajo con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en diversos planes para combatir la obesidad desde la edad infantil.

Tal vez algo más desconocido para el gran público es Gabriel Núñez, una rara avis que pronto emigró a Estados Unidos al licenciarse en la Universidad de Sevilla justificando que en España se puede hacer buenos pero existen problemas logísticos que retrasan los resultados.

Especialista en envejecimiento celular, ha estado vinculado principalmente con la Universidad de Michigan. Entre sus últimos hallazgos descubrir el mecanismo involucrado en la patogenia de tres enfermedades llamadas ‘síndromes autoinflamatorios’, una patología genética que en España padecen alrededor de veinte familias.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
Supremacía estadounidense en medicina

Los mejores científicos españoles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>