Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Urna Bios, el retorno a la vida a través de la naturaleza


La muerte constituye uno esos grandes tabúes que nadie quiere mirar de frente, no gusta y por eso se intenta ocultar a toda costa. Más cuando la pérdida, propia o de seres queridos contagia el ambiente de dolor. Sin embargo como parte del ciclo no hay que olvidar que muerte y vida son la cara y cruz de una misma moneda.

También puede ser entendida como una transformación, algo más bello tal cual lo ha puesto en práctica el diseñador barcelonés Gerard Moliné que en 1997 tuvo la idea de combinar el movimiento eco-friendly con el ritual funerario.

Creó así la Urna Bios que a partir de las cenizas del fallecido promete convertirlo en árbol y a día de hoy es una de las alternativas funerarias más comercializadas en todo el mundo. El diseño de la urna consta de materiales biodegradables, con un exterior de coco y paredes de celulosa y turba, en el interior alberga una semilla de un árbol a elegir.

Una vez que la urna se entierra directamente en la tierra y transcurrido cierto tiempo,  la semilla se arraiga y comienza a germinar. Por el contrario el material de la urna se degrada en su conjunto hasta enraizarse en el subsuelo sirviendo de abono para el árbol. Luego al mismo tiempo que se rinde un hermoso tributo al fallecido contribuye a la conservación del medio ambiente.

Nunca un final fue tan poético, el retorno a la vida a través de la naturaleza.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
André Comte-Sponville, la filosofía como razón de ser
El origen de la metástasis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>