Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Agave, un edulcorante apto para diabéticos


Expertos de la Reunión Nacional de la Sociedad Química Americana celebrada en Dallas, Estados Unidos, han anunciado la creación de un nuevo edulcorante que podría disminuir los niveles de glucosa en pacientes de diabetes tipo 2, así como ayudar a bajar de peso.

Este edulcorante ha sido creado a partir de la planta conocida como ‘agave tequiliana’, la planta que se utiliza para fabricar tequila. Esta planta posee una forma natural de azúcar que puede actuar como una fibra dietética sin elevar la glucosa en sangre.

Mercedes G. López, del Centro de Investigación y Estudios Avanzados en Biotecnología y Bioquímica en Irapuato (México) ha afirmado que “hemos encontrado que con los agaves se reducen los niveles de glucosa […] pero también sube la cantidad de insulina”.

Los agaves poseen azúcar fructosa, el mejor edulcorante para ayudar al crecimiento de microbios saludables en el sistema digestivo, y que además hace sentir la sensación de saciedad habiendo comido menos.

La ventaja de la fructosa del agave es que se forma con largas cadenas unidas entre sí que el cuerpo humano no puede sintetizar con esa configuración, por lo que su presencia en alimentos endulza, pero no afecta al nivel real de azúcar en sangre.

López asegura que este tipo de edulcorante sería más saludable que cualquiera artificial, aunque no resulte tan dulce. Los edulcorantes artificiales pueden causar ciertos efectos secundarios como dolores de cabeza, que con el edulcorante proveniente de agave no se presentaría.

Los edulcorantes naturales extraídos de plantas han ido ganando terreno como sustitutos del azúcar refinado. No solo el azúcar de agave, el procedente de la stevia es otra alternativa sana y valiosa por su bajo contenido calérico unido a su gran capacidad potenciadora del sabor.

Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, destaca las ventajas de este tipo de productos, que dan al paladar la sensación de dulzura sin participar en el metabolismo físico de los azúcares, y sin alterar los niveles de azúcar en sangre.

Con este tipo de productos estimulan los receptores de lo dulce en el sentido del gusto, pero no tienen ningún aporte calórico o nutricional.

Otra de las grandes ventajas de estos edulcorantes es que resultan autolimitantes, no es posible que se consuman en grandes cantidades porque con muy poco producto se endulza mucho, y el paladar humano no toleraría una gran presencia de estos azúcares.

Más información: 
Sustituye el azúcar por stevia y agave

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Leer más:
México lucha contra al obesidad
Diabete, una dieta más dulce es posible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>