Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Limpieza ecológica, no a los tóxicos


La preocupación creciente por el aumento de productos tóxicos en muchos productos de consumo, hace que muchos ciudadanos ya se planteen alternativas naturales a casi todo. Lo último, cómo evitar lo tóxicos en nuestro hogar.

La mayoría de los componentes tóxicos que habitan en nuestro entorno cotidiano penetran en él a través de los productos químicos de limpieza del hogar, plagados de sustancias tan poco saludables como irrespetuosas con el medio ambiente.

No es casualidad que en muchos de los envases de este tipo de productos se incluyan leyendas como “no mezclar con otros productos”, “no inhalar”, o “utilizar guantes”.

Algunas de las consecuencias para nuestra salud de los tóxicos que contienen muchos productos de limpieza se pueden traducir en asma, eccema y diferentes reacciones alérgicas.

Evitar o reducir su uso no es complicado, y además sale barato. En la mayoría de las cocinas se encuentran sustitutos ecológicos capaces de desinfectar, limpiar y abrillantar sin ningún añadido químico.

La experta en medio ambiente Annie B. Bond afirma que “usar nuestras propias fórmulas de limpieza casera y saludable es una forma barata de desinfectar nuestra casa y de reducir la exposición a las toxinas parcialmente peligrosas”.

El arquitecto Alan Bernan señala el vinagre como producto estrella de la limpieza eco: una botella es mucho más barata que una de un producto químico, y tiene propiedades desinfectantes y abrillantadora. Además, el olor se evapora en seguida sin dejar rastro.

El bicarbonato sódico es otro gran aliado de la limpieza ecológica: es un potente desatascador de tuberías si se mezcla con vinagre. Formando una pasta con agua es un perfecto antiséptico para limpiar frigofícos y eliminar olores. Mezclado con limón es el limpiador de superficies definitivo.

Un trozo de limón en el tambor de la lavadora hace las veces de blanqueante, y un chorro de vinagre en los sanitarios es infalible contra las manchas de cal.

Existen diversas fórmulas y combinaciones, pero si lo que queremos es mantener lejos de nosotros compuestos químicos de riesgo, no debemos dejar de tener en nuestra casa limón natural, vinagre blanco y bicarbonato sódico.

Preparar nuestros propios limpiadores es barato, es saludable, y es responsable con el medio ambiente, ya que evitamos que la mayoría de esos productos acaben en el agua a través de desagües y tuberías.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Leer más:
Ideas low-cost para un hogar ecológico
Consejos para no producir basura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>