Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La actitud positiva ante los problemas ayuda a su solución


Pensar de modo positivo no puede solucionar por sí los problemas a los que tengamos que enfrentarnos, y tampoco implica creer que todo se solucionará sin que hagamos nada, pero según el psicólogo Miguel Ángel Rizaldos, es una manera eficaz de afrontar las dificultades.

Ser positivo es una manera de actuar, de saber ver qué hay que hacer para solucionar los problemas, e implica voluntad, lucha, superación, sacrificio.

Rizaldos afirma que “en la vida, la distancia entre el querer y el poder se acorta con entrenamiento, con esfuerzo, con constancia […] es decir, no sólo pensando, sino también haciendo; como dirían nuestros antiguos: ‘Uniendo en gesto a la palabra’”.

El primer paso para aprovechar el positivismo para superar adversidades es no quedarse anclado en la queja, que solo nos lleva a perder el tiempo que podríamos emplear en buscar soluciones.

Ser positivo no significa no tener nunca ninguna dificultad, ni mostrarse feliz ante ellas, sino práctico y activo. El problema es igual de importante para una persona positiva que para alguien que lo afronta con negatividad, pero el primero no se deja sobrepasar por la situación y así consigue no agrandar el problema y trabajar inmediatamente para solucionarlo.

Miguel Ángel Rizaldos explica que el cerebro está programado para la supervivencia, por lo que “no describe la realidad tal y como es, sino que valora aquello que no conoce o controla como un potencial de peligro”. El resultado es que nuestro propio cerebro nos hace sufrir antes de tiempo.

Martin Seligman, padre de la psicología positiva, afirma que “el ser optimista supone hacer el esfuerzo para encontrar soluciones, ventajas y posibilidades en todas aquellas situaciones que nos plantea la vida”.

Si no se está acostumbrado, no es fácil, pero según Rizaldos la actitud positiva es algo que se puede entrenar a base de esfuerzo y voluntad para llegar a mostrarnos positivos de forma natural.

Puesto que la actitud positiva nos ayuda a afrontar más eficazmente las dificultades, el tiempo invertido en entrenar esta actitud es rentable a la hora de ahorrar tiempo de lamentaciones y quejas, y ser capaces de gestionar nuestros problemas mejor y en menos tiempo.

Rizaldos recomienda “haz el esfuerzo diario de aprender y te compensará su eficacia. Una vez aprendido lo harás tuyo. Y lo más importante, te sentirás mejor”.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Leer más:
Los grandes mitos de la felicidad
Aprende a cultivar sentimientos positivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>