Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Exoesqueletos, la revolución de la ciencia y de nuestra vida cotidiana


Llegan los exoesqueletos para revolucionar no solo el mundo de la ciencia sino también nuestra vida cotidiana. El último modelo llamado  ‘Body Extender’ es el más complejo creado hasta ahora, capaz de levantar 50 kilos con una sola de sus pinzas – 100 con las dos extremidades combinadas –superando por 10 veces la fuerza que el usuario aplica a un objeto.

Con firma italiana el prototipo está desarrollado por ingenieros del Laboratorio de Robótica Perceptual de la Escuela Técnica Superior Santa Anna, en Pisa “Es un dispositivo capaz de realizar el seguimiento del movimiento complejo del cuerpo humano y también amplificar la fuerza del usuario” expresa Fabio Salsedo, quien lidera el proyecto.

A la espera de su funcionamiento práctico de momento ya advierte múltiples aplicaciones. El hecho de estar formado por componentes modulares permite que el robot en cuestión se reconstruya fácilmente adaptándose a la demanda. Por ejemplo en el nada sencillo montaje de un avión está máquina puede resultar ciertamente útil: levantar un panel, voltearlo y colocarlo en la posición adecuada.

“Otra aplicación es el rescate de víctimas en caso de un terremoto. Se necesita algo muy flexible para intervenir rápidamente, sin dañar a la víctima” añade Salsedo.

No es el único. El futuro de la robótica pasa necesariamente por una serie de máquinas que investigadores y empresas están comercializando o en proceso de hacerlo. Tal es el caso de El Hulc, un exoesqueleto hidráulico que facilita a soldados llevar un peso de alrededor de 90 kg. De similar forma el sistema de Hal constituye una gama de máquinas diseñadas para trabajos de rescate o para levantar peso en el lugar de trabajo librando así al operario de una posible lesión de espalda.

También con uso médico la compañía israelí Argo Medical Technologies comercializa su dispositivo ReWalk en aras de ayudar a las personas con discapacidad a caminar en posición vertical usando muletas. Parecido cometido siguen el modelo de Cyberdyne y EKSO Bionics.

Mientras que la empresa suiza Hocoma ofrece el dispositivo terapéutico Lokomat, unos pantalones robóticos que los pacientes con accidente cerebrovascular y otras afecciones emplean sobre una cinta diseñada en favor de su rehabilitación.

Hechos de otra pasta según Chris Melhuish, director del Laboratorio de Robótica de Bristol, estos modelos auguran todavía mejoras “La evolución del exoesqueleto irá de la mano con la evolución de las baterías u otros sistemas de almacenamiento de alta densidad, además del desarrollo de materiales estructurales livianos”.

Lo más curioso es que aun siendo sofisticados parten de la misma observación de la naturaleza. Allí es donde habitan saltamontes, cucarachas,  cangrejos y langosta cuyos cuerpos de “esqueletos externos” les proporciona apoyo al cuerpo y protección contra los depredadores. Entonces pensamos cuán sabia es la naturaleza.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
20 inventos que buscan mejorar nuestra vida
¡Levántate, y anda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>