Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Diez gestos para una buena alimentación


A veces el ritmo de vida acelerado impone unos hábitos alimenticios que pueden no ser los más saludables. Comer con prisas, recurrir a la comida rápida o renunciar a cocinar se convierten en alternativas elegidas más veces de las recomendables.

Sin embargo, existen formas económicas y saludables de alimentarse en el día a día para evitar adquirir malas costumbres alimentarias que puedan pasar factura a largo plazo. Ten en cuenta estos diez consejos para que comer no se convierta en un problema:

1.Siéntate a comer, necesitas reposo para que tu cuerpo pueda asimilar correctamente todo lo que ingieres. No comas “de camino”, ni frente al ordenador, concentrado solo en descansar y alimentarte.

2. Si tienes que comer en un restaurante de comida rápida, elige ensaladas en lugar de comer siempre carne o patatas fritas. Propónte pasar un día entero a la semana sin comer carne, ayuda a desintoxicar el organismo.

3.Bebe agua. Los refrescos y bebidas energéticas deben limitarse o intentar erradicarse, ya que nos aportan cantidades ingentes de azúcar a cambio de ningún nutriente.

4.No compres alimentos cuando tengas hambre o caerás en seleccionar alimentos apetecibles y calóricos frente a las opciones más sanas y recomendables.

5.Elige los mejores ingredientes. El pequeño comercio es una buena opción para ello, allí puedes encontrar los productos más frescos y además, más baratos.

6.Al cocinar, elimina la grasa que se forma en la capa superior en los guisos, o sitúa los fritos sobre papel absorvente que elimine el aceite antes de consumirlos.

7.Come mucha fruta, especialmente cuando tengas un capricho de dulce. Unas uvas o unas fresas son una opción mucho mejor que las golosinas o los chocolates, y datisfacen esa necesidad.

8.Si tienes poco tiempo, trata de comer más veces al día y en menor cantidad. Lleva siempre un snack saludable a base de cereales, o una pieza de fruta para no encontrarse demasiado hambriento antes de las comidas principales.

9.Después de comidas copiosas, haz la siguiente comida muy ligera para ayudar al “descanso” de tu organismo, solo con verduras y frutas.

10.Acostúmbrate a las versiones integrales de panes, arroces, cereales y pastas. Los refinados contienen más azúcares innecesarios y sacian menos.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Fuente: Diario de Gastronomía

Leer más:
Comer bien y a precios asequibles
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>