Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Di no al desperdicio de alimentos. Te contamos cómo


Hasta el 50% de todos los alimentos producidos en el mundo nunca se consume, según un informe de la Institución de Ingenieros Mecánicos de Reino Unido. Cada año se desperdician entre 1,2 y 2 billones de toneladas de alimentos en todo el planeta.

Estas cifras se deben a cosechas ineficientes, malas condiciones de almacenamiento, transportes inadecuados, malos horarios de comidas y una desconexión del consumidor con las fuentes de alimentos.

En nuestro hogar ¿qué podemos hacer para evitar desperdiciar comida? El chef Dev Biswal nos da las claves en los siguientes consejos:

1-Compra productos locales siempre que puedas, y en tiendas pequeñas donde puedas preguntar al dependiente lo que es de temporada, o de dónde viene cada producto. Obtendrás un producto de mejor calidad y sabor, más económico y sostenible.

2-No hay que confundir la fecha de consumo preferente con la de caducidad. No tires los alimentos no perecederos cuando cumpla el consumo preferente, si observas que están en buen estado, es que lo están. No es una advertencia sanitaria.

3-Las sobras de comida pueden congelarse y reutilizarse. Podemos buscar en internet recetas con restos de comida, o improvisar para demostrarnos nuestra creatividad culinaria. Seguro que la sorpresa es grata.

4-Comprar pensando a medio plazo. Por ejemplo, si esta semana piensas comer pollo, compra un pollo entero. Si solo necesitas un trozo, puedes congelar el resto y consumirlo la próxima semana. Además de evitar desechos en otros puntos de la cadena de producción, reduces el envasado plástico y ahorras dinero.

5-Con los restos más pequeños de guisos, carnes y pescados, se pueden hacer las clásicas croquetas, que incluso pueden congelare para consumirlas más adelante. Los desperdicios más pequeños también contabilizan en las toneladas finales de comida desechada.

6-No caer en ofertas del tipo “llévese dos y pague uno” si el producto es perecedero. Si es demasiada cantidad no habrá tiempo para consumirlo, ya que este tipo de ofertas se suele lanzar para dar salida a productos que están próximos a su caducidad

7-Hacer un menú semanal, una lista de la compra, y ceñirse a ella. Ahorramos dinero y evitamos comprar de más y por impulso, con lo que nos aseguramos de que todo lo que hemos comprado será consumido en un tiempo corto. Es preferible comprar en cantidades moderadas que hacer una gran compra mensual, sobre todo con los productos frescos.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Leer más:
Reino Unido reduce el desperdidio de alimentos
Una aplicación que reutiliza las sobras de alimentos

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>