Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Asistentes inteligentes, un socio perfecto en la vida. Opinión de Pol Hortal


En un mundo en el que lo real y lo ficticio parece cada vez más difuso; el cine, esa fábrica de sueños ilimitada, actúa de forma certera como un auténtico visionario. Así pudimos comprobar como en los recientes premios Oscar la película ‘Her’ de Spike Jonze se alzaba con la estatuilla al mejor guion original.

A medio camino entre la ciencia ficción y el romanticismo conocemos a Theodore, escritor recientemente separado que decide comprarse un ordenador con un avanzado sistema operativo que se adapta a los gustos y personalidad del usuario.  Pero la historia se complica cuando su relación desemboca en algo más fuera de lo estrictamente convencional entre ser humano – máquina.

Sin duda un experimento social que aborda el grado extremo de integración de las tecnologías en nuestra vida cotidiana. Tras de ella se ha sucedido un aluvión de discursos sobre las formas que adoptaran los asistentes inteligentes en un futuro…no tan lejano.

Por ejemplo – y es solo un aperitivo de lo que viene –  el CEO de Expect Labs está construyendo una plataforma para una nueva generación de asistentes que conversarán mejor y serán más inteligentes.

Porque lejos de cualquier equívoco, son precisamente esas cualidades las que se reclaman. La tecnología está destinada a resolver las dificultades presentes en el día a día,  nada que ver con una hipotética conexión emocional.

Por supuesto que el gadget en cuestión nos puede parecer muy adorable, pero seguro dejaría de serlo en caso de no resultar efectivo, llevar a cabo la tarea fijada. Quizá algunos padres hayan presenciado como su hijo cae rendido ante una muñeca sabiendo que la inteligencia y emoción no están necesariamente relacionadas. Luego aunque guste, el amor con nuestro asistente virtual nunca debe integrar parte de la ecuación.

De otro lado, los asistentes inteligentes están condenados a desmarcarse del sistema de los smartphones. Si ya el usuario a veces tiene que esperar más de lo previsto en una línea de soporte al cliente para formular una simple pregunta, no digamos para que el asistente inteligente venga a su rescate.

En cambio resulta más práctico disponer de un asistente condicionado al ambiente que se mueve, capaz de anticiparse y responder a preguntas específicas sobre salud o las condiciones de la carretera.

Esta es la tendencia que marcan los asistentes propios en el sector de la automoción, por ejemplo el motor de predicción de Mercedes- Benz o el que está gestando Hyundai.

Al igual que un socio, solo en este caso virtual, los asistentes tienen la intención de ayudarnos a menudo a través de la conversación.  Sin embargo su valioso capital intelectual más que en la dialéctica debe ser enfocado a las tareas desempeñadas pues en ningún caso la tecnología cumple una función de sustitución humana. Responsabilidad a cargo del usuario, el saber apreciar una buena conversación con los seres queridos, incluso si éstas derivan en discusiones.

Aun despertando de la ingenuidad y no encontrar en estos asistentes el calor humano al igual que Theodore creía hallar en sus sistema operativo de nombre Samantha. Lo que sí cumplirán a la perfección su denominación asignada, es decir la inteligencia: intensifican nuestro conocimiento, predicen la información que necesitamos antes de que nos demos cuenta.

Esta capacidad de externalizar tareas y descubrir contenido relevante permitirá centrarnos en lo que realmente importa en la vida. Eso es más de lo que podríamos imaginar.

Pol Hortal
En Positivo

4 comentarios

  1. vastpersonnel1382.jimdo.com Responder

    Je remarque immédiatement que vous connaissez superbement bien ce que vous dites

  2. meuf XXX Responder

    Vous écrivez continuellement des articles passionnants

  3. http://www.scribd.com/ Responder

    C’est sans mentir de la joie de vous lire

  4. vidéo totalement triquante de cette garce avec d'énormes mamelles Responder

    Ces articles sont sincèrement captivants

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>