Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Africa, la homosexualidad no es un crimen


Polémica suscitada por la reciente ley en Nigeria que penaliza las uniones entre personas del mismo sexo y restringe los derechos de los homosexuales. Con motivo de la prohibición, organizaciones de gais y lesbianas se han manifestado en Nairobi frente a la a la Alta Comisión Nigeriana.

Parece ilógico pero en pleno s. XXI todavía existen ciertos países donde la condición de homosexual se considerada un estigma, un delito mayor que merece la persecución.

Concretamente en Nigeria su presidente Goodluck Jonathan ha promulgado la ley conocida como “Encarcela a los gais” que pena con 14 años de prisión a los que siendo del mismo sexo celebren su unión y 10 años para aquellos que alienten la homosexualidad, participen en asociaciones gais etc.  

El caso de Sochukwuma es uno de tantos. A este muchacho flaco y sonriente le encantaba jugar con las niñas de la escuela primaria en Nsukka “Sabíamos que era diferente. Dijimos: No es como los otros niños. Pero la diferencia era insignificante y no requiere ningún comentario”.

Sin embargo otros compañeros se mostraban intolerantes, adolescentes corpulentos que habían aprendido a reconocer y temer la diferencia. Ellos se burlaban de él, de sus gestos amanerados, algo que Sochukwuma sufría en silencio.

A los ojos del resto claro que era diferente, pero su condición no respondía a una elección de estilo de vida. De ser así ¿A caso optaría por ser gay en un ambiente hostil? Por desgracia la ignorancia cierra tantas veces la conciencia.

Se entiende una sociedad justa cuando somos capaces de aceptar pequeñas diferencias, ser en definitiva tolerante. Según la personalidad de cada uno/a se pueden aceptar de mayor o menor grado el contraste, pero en ningún caso se puede criminalizar.

Buena parte de los nigerianos son partidarios de la ley debido al arraigo religioso, pues según interpretaciones en la Biblia se condena la homosexualidad. Por el contrario las lecturas de las escrituras pueden adoptar varios significados de acuerdo a la persona que interpreta. No en vano el mismo papa Francisco I se ha manifestado contra cualquier estigma “Si alguien es gay ¿Quién soy yo para criticarlo?” 

Por suerte también otros organismos han rechazado esta ley tal es el caso de Amnistía Internacional o la ONU evidenciando su repulsa así como el apoyo a los condenados.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
Nueva ley del “tercer sexo” en Alemania que da libertad en la elección de género
La riqueza de la biodiversidad sexual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>