Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Una biblioteca llamada empatía


Nunca antes la empatía fue tan popular como ahora. Todo el mundo habla de ello, desde guías  espirituales como el Dalai Lama a expertos de la felicidad pasando por los gurús de los negocios. Un interés respaldado también por la ciencia pues en los últimos años neurocientíficos han descubierto que el 98 por ciento de nosotros se compone de empatía conectada en nuestros cerebros.

Porque al contrario del tan publicitado egoísmo, nuestros impulsos cicateros coexisten con la  otra mitad más desprendida. Es un hecho, somos homo empathicus  y como tales sabemos ponernos en  zapatos ajenos y crear a su vez obras que promueven este valor.

Precisamente eso es lo que hace la primera Biblioteca la Empatía (‘Empathy Library’ en su versión original)  un nuevo archivo digital donde las personas pueden agregar los libros y películas que nos hacen mirar a través de los ojos de otras personas.

Quien no recuerda al actor británico Ben Kingsley encarnando a Gandhi en su película homónima  o ha reconocido el dolor de Harry Haller que plasmó el escritor Hermann Hesse en el Lobo Estepario.

El propósito de la biblioteca es crear un recurso de la comunidad en línea donde se unan pensadores y activistas empáticos de todo el planeta. Gracias a  la compilación de obras podemos escapar de los límites de nuestras experiencias para entrar en mundos, vida y culturas diferentes que nos enseñan nuevas formas de entendimiento.

Pese a que este tesoro digital en ningún momento facilita el préstamo o visualización, en su lugar existen comentarios y valoraciones de más de 100 libros y películas. El usuario puede encontrar un Top Ten, unirse para hacer sus propias aportaciones y comentar sobre otras propuestas.

En su lanzamiento – y aunque de momento solo está disponible en inglés – no solo ha cautivado a buena parte del público de los Estados Unidos donde parte dicha iniciativa sino que también se han sumado un nutrido grupo de visitantes de Gran Bretaña o Brasil.

Asimismo ha despertado el interés de sectores muy diversos como bibliotecarios de Australia, maestros de la escuela en Canadá e India y empresarios sociales de los Países Bajos.

Sin duda una valiosa herramienta que podría integrarse en el sistema educativo con el fin de enseñar a futuras generaciones la importancia de la alfabetización emocional.

Más información: Empathy Library 

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
Bibliotecas callejeras, toma un libro y deja otro 
La British Library pone a libre disposición 1.000.000 de imágenes

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>