Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Tom Steyer, el billonario que presiona por el cambio climático


Tom Steyer es un inversor multimillonario de perfil demócrata que se planeta gastarse la friolera de 100 millones de dólares de cara a las elecciones al Congreso de EE.UU., en 2014, para presionar a las autoridades para promulgar medidas contra el cambio climático.

Actualmente busca donantes para llevar a cabo una agresiva campaña publicitaria a través de la organización NextGen Climate Action. La prensa americana ya lo tilda como el equivalente a los hermanos Koch pero del lado demócrata.

Según relata el The New York Times, a principios de febrero de este año, Steyer reunió en su rancho de Pescadero (California) a una veintena de donantes liberales y filántropos ambientales para pedirles que se unan a su propuesta. Fuentes del mismo diario apuntan que Steyer está tratando de recaudar 50 millones por parte de donantes que se sumarían a otros 50 millones de dólares que vendrían de su bolsillo.

Los objetivos iniciales pasan por evitar la reelección del gobernador de Florida, Rick Scott (Republicano), que se ha opuesto en repetidas ocasiones a reconocer los efectos del cambio climático. A su vez, el grupo de Steyer también está estudiando intervenir en la elección del Senado de Iowa, con la esperanza de que la victoria sea para el candidato demócrata Bruce Braley, un defensor de las medidas para limitar el cambio climático.

El mismo diario apunta que Steyer también ha sondeado a donantes potenciales en un reciente viaje a Nueva York, donde se reunió con asesores del ex alcalde Michael R. Bloomberg que ha hecho de la defensa del cambio climático -junto al control sobre el acceso a las armas- un foco de su vida política posterior a la alcaldía.

Intervenciones recientes
Anteriormente, Steyer irrumpió en la escena política americana en las elecciones del año pasado al gastarse 11 millones de dólares para favorecer la elección de Terry McAuliffe como gobernador de Virginia.

Asimismo, desembolsó decenas de millones de dólares en una exitosa iniciativa electoral, en 2012, en California, que eliminó una laguna en el Impuesto sobre Sociedades del Estado y dedicó parte de los ingresos a proyectos de energía renovable.

También ha contribuido a financiar la oposición al oleoducto Keystone XL, con una serie de anuncios con de 90 segundos que tratan de detener el proyecto. Esta instalación faraónica pretende construir un sistema de tuberías de 3.500 km para transportar crudo desde Alberta (Canadá) hasta el estado americano de Texas.

NextGen Climate Action
Tales esfuerzos han desembocado en una estrecha colaboración con Chris Lehane, un estratega demócrata, que ha posibilitado la creación de la organización NextGen Climate Action. El grupo, ahora mismo con 20 empleados, se dedica a elaborar estudios políticos y sociales para hallar a votantes sensibles con el cambio climático. Hace meses que lleva a cabo emisiones publicitarias en televisión para su persuasión.

Carlos Betriu
Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>