Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Superar el fracaso escolar es posible


El fracaso escolar es un problema que tiene consecuencias no solo en la formación de los niños y jóvenes, sino también en el resentimiento de las relaciones familiares. Sin embargo, tiene soluciones que han de venir de todas las partes implicadas en el proceso educativo.

El profesor Fernando Alberca afirma que superar el fracaso escolar “solo depende de dar los pasos adecuados”, aprender a usar estrategias que sirvan para comprender y aprovechar lo que se estudia es básico para cambiar el rumbo de los estudiantes con sensación de fracaso.

Alberca asegura que la actitud del profesor también es clave en la superación de este hándicap. Es importante que el profesor conecte emocionalmente con los alumnos para dar un cambio radical a unas actitudes que pueden venir de diversos factores familiares, personales o educativos.

José Pascual, fundador del Método Pascal y pionero en la introducción del término técnicas de estudio en España, afirma que “cualquier niño que se lo proponga, establezca un plan y lleve a cabo una acción d estudio adecuada, puede sacar buenas notas”.

El análisis de significado es la clave, según Fermín González, profesor de la Universidad de Navarra. Debemos superar el estudio puramente memorístico para ser capaces de analizar la información y transformarla en conocimiento útil.

El camino hacia el éxito escolar pasa por varios estadios: la motivación es el primero y más básico. Hay que ser positivos, hablar bien de los hijos estudiantes, fomentar su autoestima y esfuerzo.

No etiquetar es otro punto importante a tener en cuenta, hay que evitar expresiones negativas como decirles que son “vagos” o “no vales para estudiar”, que necesariamente desmotivarán a los estudiantes y no les ayudan a localizar y potenciar sus capacidades.

Pascual recomienda establecer una meta y un plan de estudio, desarrollarlo entre padres e hijos, con la colaboración y orientación de los profesores, y sin olvidar la importancia de permitir elegir qué es lo que más motiva al estudiante para darle prioridad.

La lectura comprensiva y el fomento del gusto por la lectura desde niños, enseñarles a practicar ejercicios que potencien la memoria antes de iniciar las sesiones de estudio, y educar en la responsabilidad y el compromiso son aspectos que cualquier padre puede potenciar en su propia casa para que su hijo obtenga los mejores resultados académicos.

Alba Sánchez Serradilla

Redacción

Leer más:

Una Universidad diferente basada en la colaboración

La educación es el factor que cambia el mundo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>