Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Plantas que funcionan como filtro de sustancias tóxicas


Algunas plantas de interior son las aliadas perfectas para mantener el aire de nuestro hogar más limpio y reducir la concentración interior de tóxicos en la vivienda.

Greenpeace ha desarrollado un estudio que certifica que en el polvo de las casas europeas se hallan de 70 a 100 sustancias químicas distintas, la mayoría procedentes de productos químicos para la limpieza del hogar, pero también de los materiales de construcción, de pinturas, barnices o tejidos sintéticos.

La buena noticia es que hay plantas que funcionan como filtro de estas sustancias. A través de poros microscópicos en sus hojas, captan del aire sustancias perniciosas y las transportan a sus raíces, donde se descomponen de forma que la toxicidad desaparece, incluso las utilizan como alimento.

El ficus es una de las plantas que consigue este efecto en interiores. Tiene además la ventaja de que necesita muy pocos cuidados, tolera condiciones de poca luz y no necesita mucha agua.

El tronco de Brasil o Dárcena, aunque es muy resistente necesita humedad y luz directa. Ideal para habitaciones recién pintadas, porque absorbe eficazmente algunos tóxicos de las pinturas.

La hiedra es otra planta eficaz como purificadora del aire. Necesita mucha luz y un riego moderado. Es capaz de filtrar hasta el 90% del benceno en una habitación cerrada, lo que la convierte en una buena compañera de hogar para un fumador.

El estafilo elimina una gran cantidad de sustancias. Vive y florece perfectamente en interior sin ningunas condiciones especiales. De hecho es de las plantas de interior más populares.

Otra planta indicada para eliminar tóxicos es el tan popular potos, la mejor opción si no tenemos muchos conocimientos de jardinería, ya que es la más fácil de cultivar de todas las de interior.

El filodendro también es fácil de mantener, aunque prefiere temperatura cálida y humedad. Se recomienda para habitaciones poco ventiladas.

La Difenbaquia es especialmente indicada para las oficinas, para combatir los tóxicos procedentes de plásticos y electrónica en funcionamiento. Media luz y una temperatura moderada será suficiente para mantenerla.

La Cinta es perfecta para cocinas, entornos donde se manipule gas, o donde haya una reunión de mucha gente, ya que es capaz de absorber el 96% del dióxido de carbono de un espacio.

Sansevieria, fácil de mantener y muy resistente a los insectos. Ideal para jardineros principiantes. Su curiosa diferencia con el resto de plantas de interior es que esta libera oxígeno y absorbe dióxido de carbono.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Fuente: Ecocosas

Leer más:
Agua, alta tecnología para una gestión inteligente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>