Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Aprende a cultivar sentimientos positivos


Los sentimientos desempeñan un papel importante en nuestra forma de interpretar el mundo. Realmente exite una coherencia entre lo que sentimos y lo que pensamos, y por ello, quienes son capaces de mantener un estado en general alegre, viven con mayor optimismo y positividad.

Según el profesor Luis Rojas, aunque no tenemos un control total sobre todos los factores implicados en nuestros estados de ánimo, si es posible alimentar ciertas emociones positivas para “reprogramar” nuestra actitud hacia el mundo. Es necesario añadir sentimientos esperanzadores para disfrutar más de la vida. Siempre sin dejar de lado la razón y la prudencia.

Para cultivar estados de ánimo positivos, el primer paso es identificar y fomentar las situaciones bajo nuestro control que nos producen buenos sentimientos como satisfacción, alegrío o esperanza, y fomentar esos momentos o esas circunstancias, concentrarnos en ellos.

Nuestra relación con otras personas puede ser un buen punto de partida para fomentar la positividad en nuestra vida: numerosas investigaciones respaldan que los indivíduos que forman parte de un grupo solidario de personas (amigos, familia, compañeros) con el que se identifican, se consideran más satisfechos emocionalmente.

Hablar es otra acción que nos reporta grandes beneficios emocionales. No solo permite el desahogo y la liberación de la negatividad, sino que hace que experimentemos sentimientos placenteros cuando verbalizamos nuestros sentimientos con personas queridas.

La ocupación fisica e intelectual permite desarrollar nuestras aptitudes y talentos. El esfuerzo por conseguir un objetivo alcanzable es una buena herramienta para sentirnos bien con nosotros mismos por el mero hecho de intentarlo con fuerza.

Es muy positivo, según el profesor Rojas, “adoptar una dieta regular de pequeñas actividades refrescantes”, que puede incluir reunirnos con amigos, disfrutar de una buena comida, un rato de música, un paso, hacer deporte o una escursión al campo.

Un estudio desarrollado por el psicólogo Daniel Kahneman concluía que las actividades más populares para elevar el estado de a´nimo entre los estadounidenses son: hablar con los amigos, escuchar música, rezar, meditar darse una ducha, jugar con la mascota, hacer ejercicio, comer, tener relaciones sexuales o pasear.

Y no hay que olvidar que el tiempo para uno mismo también es importante, especialmente en algunas circunstancias: las madres trabajadoras, por ejemplo, deberían guardar un rato al día para disfrutar de algo tan simple como un rato de lectura a solas con ellas mismas.

También hemos de concentrarnos en los pequeños momentos que nos acercan a la felicidad, como cuando reímos a carcajadas, recibimos un elogio o un regalo, o vemos que hace buen día.

Cada gesto cuenta para sentirnos cada vez mejor, solo tenemos que entrenar nuestra mirada para ver todas las cosas positivas que nos rodean, que seguro son muchas.

Alba Sánchez Serradilla

Redacción

 

 

Leer más:

Aprender a vivir la vida en estos tiempos

Educar en la gestión de emociones

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>