Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

¿Qué tipo de lector eres?


Pocas cosas hay tan placenteras como sentarse a leer un buen libro. La lectura es una afición compartida por millones de personas en todo el mundo, y una de las más positivas ya que favorece la concentración, ayuda a relajarse, y estimula la imaginación y la creatividad, entre otros muchos beneficios.

Lectores, como libros, los hay para todos los gustos. Echa un vistazo a nuestra lista y verás como te reconoces en alguno:

  1. El lector promiscuo: no termina los libros, abandona uno para leer otro por el que ha sentido algo así como “un flechazo”
  2. El lector cascarrabias: Crítico y exigente, pero nunca deja un libro a medias, aunque no le guste.
  3. El lector aniquilador: lleva libros a todas partes, les da tanto uso que siempre los tiene llenos de hojas sueltas, con anotaciones o las cubiertas y páginas desgastadas por el ajetreo.
  4. El lector ocupado: le gustan tanto los libros que los compra incluso sabiendo que tendrá que dejarlos en la estantería unos meses antes de tener tiempo para leerlos
  1. El librófilo: disfruta de los libros como objeto más que de su lectura. Los considera obras de arte y le gusta llenar estanterías con ellos aunque luego no los lea.
  2. El lector cansado: le gusta leer solo libros cortos, los largos le dan pereza.
  3. El lector de espíritu libre: es un adulto que leer libros infantiles, o un niño que lee libros para adultos. Lee lo que le apetece sin preocuparse de recomendaciones. Sin tapujos.
  4. El lector multitarea: lee varios libros a la vez, y suele acabar confundiendo personajes, nombres y argumentos.
  5. El lector somnoliento: lee antes de dormir, literalmente hasta caer vencido por el sueño y se despierta de madrugada solo para apagar la luz y cerrar el libro. Leer antes de dormir es especialmente positivo, porque el cererbo asocia esta actividad al momento de descanso y ayuda a conciliar el sueño.

Sea cual sea tu estilo al leer, no dejes de hacerlo: el hábito lector entrena al cerebro, contribuye a ampliar vocabulario, disminuye el riesgo de padecer alzheimer y mejora la memoria.

¿Necesitas más razones para coger un buen libro y pasar un rato con él cada día?

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Leer más:
Experimento para leer y comprender

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>