Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Pañuelos de seda para empoderar a mujeres indias


El empoderamiento de la mujer es sin duda uno de los grandes retos en muchas partes del mundo. La India es una de las regiones en las que ONG trabajan incansablemente para ofrecer alternativas a mujeres que tradicionalmente, han sido socialmente invisibles.

Esto empieza a cambiar. La ONG Semilla para el Cambio, en colaboración con la empresa catalana Marina Silk SL, están desarrollando un taller de creación de pañuelos artesanales que da trabajo a doce mujeres del suburbio de Sigra (Varanasi)

En el taller, las mujeres aprenden a pintar pañuelos que luego se exportan a Europa, a cambio de su trabajo reciben un salario de 2.100 rupias (unos 30 euros) cada tres horas de trabajo que les dan seguridad económica y la posibilidad de reunir unos ahorros.

La cantidad que ganan en el taller supone el doble o el triple de lo que ganarían en ese tiempo recogiendo basura, que era la ocupación más generalizada. Además, tienen un plus de 200 rupias si llegan puntuales a su puesto de trabajo.

Naseema Shekh, una de las trabajadoras del taller, lo tiene claro: “ahora soy más fuerte y más útil para mi familia porque llevo dinero a casa. Quiero seguir trabajando aquí, no recogiendo basura”. Ahora inculca a sus hijos el valor del trabajo y de la educación, gracias a que se siente orgullosa ante sus logros y sus nuevas perspectivas.

En la India, el papel de la mujer está asociado al cuidado de los hijos y el hogar, y siempre bajo la tutela de su padre o marido.

Para formar parte de este proyecto, muchas han tenido que enfrentarse a los recelos de sus maridos, como en el caso de Madhina, que afirma que “ahora él está más convencido que antes pero sigue sin gustarle, no es muy común en mi entorno que una mujer pueda hacer esto”.

Semilla para el Cambio pone a su disposición un servicio de clases para los hijos de estas trabajadoras, incluso cuentan con una guardería también mantenida por el proyecto Marina Silk.

Entre los próximos retos del proyecto está acondicionar el taller a la climatología de la región, o hacer frente a los numerosos cortes de luz.

El proyecto continúa creciendo ante la buena aceptación que ha tenido hasta el momento. María Bodelón, directora de Semilla para el Cambio, cuenta que “ahora mismo hay cinco mujeres aprendiendo a dibujar con lápiz y papel, y pronto empezarán a pintar la tela”.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Fuente: Semilla para el Cambio

Leer más:
Empoderamiento de la mujer, la educación como fuerza libertadora

1 comentario

  1. Marruecos, avances por los derechos de la mujer Responder

    […] Leer más: La nueva situación de las mujeres en el mundo Pañuelos de seda para empoderar a mujeres […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>