Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Emprendedoras después de los 40


Una de las facetas más difíciles de la crisis económica es que ha dejado sin trabajo a muchas personas. Sin embargo, muchas de ellas han optado por aprovechar esta circunstancia para repensar su futuro y cambiar de rumbo hacia el emprendimiento.

La Fundación Kauffman ha desarrollado un estudio donde se demuestra que existe un número creciente de personas que están comenzando a trabajar en su propio negocio a una edad avanzada, incluso muchas de ellas mujeres con más de cincuenta años.

El estudio ha revelado que el 23,4% de los negocios que iniciaron en 2012 fueron impulsados por personas de entre 55 y 64 años. La cifra ha aumentado significativamente, ya que décadas antes de la crisis, en 1996, suponían un 14,3%.

En el caso de Estados Unidos, las mujeres han tomado las riendas. Según informes del Colegio Babson, un 10% de las mujeres estadounidenses de entre 55 y 64 años ha dado pasos para iniciar un negocio en el actual período de crisis, frente a un 7,5% de los hombres.

A la figura del emprendedor de edad avanzada se le conoce como “empresarios bis”, y una de las razones de su proliferación es el aumento de la edad media de la ciudadanía estadounidense.

Sin embargo estas personas no se sienten mayores para iniciar algo nuevo y prefieren trabajar en su propio proyecto a esperar a que cambien las complicadas condiciones laborales que se dan actualmente.

Hay emprendedoras que incluso se han decisido a montar su propia consultoría de ayuda a mujeres mayores de 40 años a desarrollar sus negocios o carreras. Es el caso de Liz DiMarco, también autora del libro ‘Atrévete desde ahora’.

DiMarco afirma que no existe un trabajo para toda la vida en la actualidad, y asegura que “uno debería tener un plan B desde los 30 años”.

La reducción del trabajo de los maridos o parejas también ha sido un cambio significativo que ha implicado que muchas mujeres eligieran el camino del emprendimiento.

Algunas lo han hecho incluso en los campos más complejos, como Carol Doyel, que abrió una revista digital llamada LivingBetter50 orientada a mujeres mayores de cincuenta años en un entorno en el que numerosas publicaciones echaban el cierre.

Anne Bahr Thompson, jefa de la consultoría Onesixtyfourth, afirma que el emprendimiento puede hacernos sentir vulnerables vulnerables, pero añade que “hay que recordar todas las veces que a uno le ha ido bien, escribir nuestra lista de éxitos y concentrarse en cómo nos sentíamos en aquella época en que sabíamos que estábamos en nuestro mejor momento”.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Fuente: BBC

Leer más:
Emprendedor, motívate con estos consejos
Perspectivas de empleo en España para 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>