Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

El poder de la música contra el cáncer


Hablar de la música es sinónimo de salud, un lenguaje universal que llega donde no lo hace la palabra  y con tantos beneficios que sería difícil enumerarlos. En los últimos años la musicoterapia ha extendido sus múltiples usos siendo también un potente aliado de niños  y adolescentes con cáncer que deben hacer frente tanto a la enfermedad como al tratamiento.

En un nuevo estudio publicado en Cancer Journal se evidencian los efectos positivos de esta disciplina que refuerza su  resilencia, es decir la capacidad para sobreponerse al dolor y situaciones adversas.  La música bien aplicada  ejerce tal fuerza liberadora de los bloqueos emocionales que puede desembocar en una catarsis vital.

Así lo demuestra dicha investigación llevada cabo por investigadores de las universidades de Duke y de Indiana (EE.UU) donde participaron un grupo de 113 voluntarios de entre 11 y 24 años que estaban recibiendo tratamientos de trasplante de células madre, y que de forma paralela se sometieron a seis sesiones de musicoterapia durante tres semanas.

Los pacientes, guiados por un musicoterapeuta certificado, formaron parte de un proceso creativo de escribir canciones y producir videos. Bajo esta dinámica el experto apoya en lo necesario a los participantes para que reflexionen acerca de sus experiencias e identifiquen lo que realmente les importa como la familia, la relación con el personal médico o sentido de la espiritualidad.

Gracias a la terapia consiguen un mayor autoconocimiento al tiempo que canalizan las emociones “fue diseñada para ayudar a los adolescentes y a los jóvenes adultos a explorar y a expresar los pensamientos y las emociones sobre su enfermedad y tratamiento que de otro modo no hubieran sido exteriorizados”, explica la doctora Joan E. Haase, autora del estudio.

Una vez finalizadas todas las sesiones, el grupo de pacientes reveló mayor grado de valentía para asumir el trance de la enfermedad mientras que su relación con el entorno familiar e integración social mejoró considerablemente.

“Estos factores de protección influyen en las formas en las que los adolescentes y los jóvenes adultos hacen frente (a la enfermedad), obtienen esperanza y encuentran un sentido en medio de su experiencia con el cáncer”, manifiesta Haase.

Critina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
Sobrevivir al cáncer gracias al apoyo de la pareja 
Hay una fuerza que cura el cáncer 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>