Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Anticonsumo, comienza tu propia revolución


Quienes son conscientes del poder que tiene nuestro consumo individual, optan cada vez más por otras formas de llevarlo a cabo, que no hacen cambiar políticas de los gobiernos, pero que ayudan a sentirse mejor con uno mismo desde la coherencia y el respeto hacia el medio ambiente y las personas.

Te contamos siete claves para que lleves a cabo tu particular revolución anticonsumista.

1-No a las rebajas en grandes multinacionales. La mayoría sabemos que este tipo de empresas suele sustentarse con trabajo en régimen de explotación en muchos países del Sur, y por ello pueden hacer ofertas a precios tan bajos. Hay alternativas, puedes conocerlas en la Guía Para Vestir Sin Trabajo Esclavo de Albert Sales para Setem.

2-Comienza a buscar alternativas al modelo energético contaminante. Las energías renovables son viables económicamente y a nivel doméstico. Puedes investigar y participar en iniciativas como la de Som Energía, una cooperativa que busca reunir personas para trabajar por un modelo energético 100×100 renovable y sin sobrecoste. Su lema es “no debemos esperar a que los gobiernos lo hagan por nosotros”.

3-¿Cambias de móvil? Hazlo bien. La Fundación Fairphone ha creado un smartphone con certificación de origen de sus materiales y las condiciones laborales de las personas que lo hacen, concretamente en la República Democrática del Congo, donde tienen una fábrica cuyos trabajadores reciben un salario digno y tienen un horario razonable de trabajo.

4-Opta por otra gestión para tus ahorros. Fiare es una cooperativa de crédito, se definen como “una red de personas y organizaciones con vocación de crear alternativas dentro del mercado financiero para construir una economía con otros valores al servicio de una sociedad más justa”. Cualquiera se puede implicar como socio, promotor, colaborador o voluntario.

5-Cuida tu cuerpo de modo ecológico y casero. Una buena opción es crear tus propios cosméticos, en internet la oferta de recetas y tutoriales para aprender es inmensa. Ahorrarás dinero y dejarás de introducir en tu cuerpo una buena cantidad de químicos dañinos en potencia.

6-Participa en tu Banco de Tiempo más cercano. Si no los conoces, descubrirás en ellos un mundo de posibilidades. En estos lugares se intercambia tiempo por tiempo, junto con alguna habilidad que puedas aportar, por ejemplo: se puede cambiar una hora de pasear al perro, por otra de clase de inglés.

7-Haz voluntariado. Ayuda a ser más feliz y además te aporta muchos conocimientos sobre una temática concreta y desarrollas tus habilidades profesionales.

Como ves, hay muchas opciones para vivir y consumir de una forma alternativa y, como dijo Gandhi, ser nosotros mismos el cambio que queremos ver en el mundo. ¿Te apuntas?

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Fuente: Canal Solidario

Más información:
Guía para vestir sin trabajo esclavo

Leer más:
La nueva economía compartida
Ideas low cost para un hogar ecológico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>